Ferraresi: «Para hacer un Parque Industrial hacen falta inversores»

El intendente de Avellaneda, ingeniero Jorge Ferraresi, dialogó en exclusiva con La Ciudad sobre varios temas relacionados con el sector y sobre la posibilidad de radicar un parque industrial en el distrito, con el objetivo de ordenar la ciudad y dotar de mejores condiciones a las empresas locales.
«Estamos trabajando en ver la factibilidad de su construcción. Tenemos dos o tres ideas de cómo desarrollarlo, pero hacen falta inversores para hacer un Parque Industrial, porque el valor de las tierras no es igual en Avellaneda que en Berazategui o en Florencio Varela», aseguró el jefe comunal.

Por ahora el proyecto está en proceso de elaboración y falta, además de hacer algunos números, que las autoridades del municipio conversen con los industriales para evaluar la factibilidad de la iniciativa y las distintas alternativas.

Consultado sobre la posible ubicación del parque industrial, Ferraresi informó que se están evaluando varios sectores de Avellaneda, pero no precisó cuáles porque «parece el mercado de pases de jugadores, cuando se nombra uno, aumenta su valor», graficó en términos futboleros, fiel a su pasión por Argentinos Juniors.

No obstante, más allá de la reserva oficial, los lugares que estarían siendo evaluados son el predio de la empresa Telipa, terrenos en Villa Luján y el actual polo petroquímico de Dock Sud, para lo cual tendría que terminar de concretarse la relocalización de los vecinos de Villa Inflamable, algo en lo que el municipio trabaja desde hace años. «Tiene una complejidad legal importante el tema de Inflamable, porque ademas está el fallo de la Corte, pero tenemos la decisión y estamos y trabajando en ese sentido», aseguró Ferraresi.

Con respecto a los plazos, señaló: «Aspiramos a que antes de fin de año podamos tener definiciones por alguno de los lugares, cada uno de ellos tiene un número distinto de inversión y tenemos que ver la disponibilidad de las empresas de Avellaneda para cada lugar».

«Yo voy a avanzar en todos estos aspectos en la medida que estén todos los inversores de Avellaneda como para poder hacerlo», remarcó el intendente.

«Hace poco tuvimos una reunión con cerca de treinta industriales de Avellaneda, todos en crecimiento - agregó - vivimos en un país que tiene su eje en la producción, evidentemente la gente está muy conforme y eso es alentador para nosotros».

Entre los sectores en crecimiento, el intendente enumeró la metalmecánica, la industria del plástico, los servicios, con variedad importante. «Me alegró conversar con ellos porque con los indicadores que uno lee en los diarios parece que se desintegraran, y es todo lo contrario», expresó.

La nueva centralidad de Avellaneda

Respecto a la reformulación urbana que impulsa para Avellaneda, el intendente Jorge Ferraresi volvió a hacer hincapié en la necesidad de crear una nueva centralidad para la ciudad, recuperando sectores que históricamente estuvieron deprimidos.

«La primera intención es trasladar toda la actividad ferroviaria desde Colón hacia el puente Agüero. Que toda esa traza que, no tiene una correlación con respecto al Roca o al tren del Este, no tiene razón de ser, vamos a plantear recuperar todos esos terrenos, que son del Estado nacional», explicó.

«A partir de ahí -agregó el Ing. Ferraresi- veremos las parcelas que se generen y las actividades que queremos hacer».

El proyecto está complementado por la denominada circumbalación de los estadios de Racing e Independiente, un proyecto avanzado que permitirá unir la avenida Hipólito Yrigoyen con la calle Colón, con una traza paralela a las vías del ferrocarril.

Otra de las obras que dotará a Avellaneda Centro de una nueva estética y otra funcionalidad, en la creación del Polo Cultural en el sector del mercado de abasto, el cual incluirá a un jardín de infantes, a la Escuela Municipal de Danzas Clásicas, al Instituto Municipal de Arte Fotográfico y al Instituto Municipal de Música.

«Estamos trabajando en el proyecto final de restauración y en la construcción de un salón de usos múltiples y una plaza seca. Ahí tenemos un desafío bastante fuerte que vamos a plantarnos para tenerlo entre abril y mayo del año que viene y, como lo anunciamos en el Día del Maestro, el Polo Cultural va a llevar el nombre de Antonio Hugo Caruso», informó Ferraresi.

En cuanto a los alrededores de dicho Polo Cultural, el titular del Ejecutivo aseguró que «se están recuperando algunos sectores de la zona, igualmente tenemos en creación una Unidad Ejecutora a cargo del ex Juez de Paz Letrado, Dr. Julio Battaffarano, que se va a encargar de colaborar con la recuperación de las casas tomadas».

Finalmente, el intendente remarcó que está avanzado el proyecto de construir en Wilde un acceso a la autopista, obra que se empezaría en febrero; y que se está organizando un sistema para agilizar todo lo que tenga que ver con habilitaciones, tanto comerciales e industriales, como planos de obras particulares.

«Vamos a trabajar en formato digital para que no necesitemos ni al empleado del mes del municipio y ni al gestor brillante del otro lado -afirmó- estamos acordando con la Unión Industrial el diagrama de flujos para habilitaciones industriales y con los centros de comerciantes vamos a empezar a hacer lo mismo para poder presentar todo por Internet».

Recolección de residuos: «El contrato anterior partía de una falacia»

A partir del primer día de octubre entró en vigencia el nuevo contrato para la recolección de residuos en la ciudad, licitación que fue ganada nuevamente por la empresa Proactiva.

«Hemos hecho un replanteo de los servicios y en las nuevas urbanizaciones vamos a hacer una recolección puerta a puerta para tratar de eliminar el tema contenedores», informó Ferraresi.

Según adelantó el jefe comunal, la principal modificación en el servicio, que será un 30% más caro respecto del contrato anterior, estará en barrido de calles, motivo de quejas frecuentes por parte de vecinos de nuestra ciudad.

A fin de optimizarlo, el distrito será dividido en dos partes. La empresa Proactiva se ocupará del barrido en sólo uno de los dos sectores, con una frecuencia no menor a tres veces por semana. Mientras que la otra mitad de la ciudad estará a cargo de personal de cooperativas de trabajo, que prestarán el servicio con la misma frecuencia.

Consultado sobre la deficiencias que presentaba el barrido de calles hasta ahora, el intendente remarcó que el contrato anterior «partía de una falacia, que es la cantidad de cuadras que puede barrer un barrendero», sostuvo. «Un ser humano puede hacer lo que puede hacer, no lo que uno cree que puede hacer, era excesiva la cantidad, no había forma de tener un buen servicio cuando había un mal diseño», puntualizó Ferraresi.

Una vez implementado el nuevo servicio, "no habrá ninguna calle que sea barrida menos de tres veces por semana», aseguró el jefe comunal. «Con la misma cantidad de gente que tiene la empresa en la actualidad, ahora va a barrer la mitad de la ciudad», concluyó.

Pero la mejoras en el barrido no serán los únicos cambios que contempla el nuevo servicio de recolección de residuos por parte de la empresa Proactiva.

«Además, tenemos un cronograma de limpieza después de los partidos de fútbol y un día más de recolección de residuos en Avellaneda Centro, que será en la zona comercial los días domingos», resaltó Ferraresi.

Comentá la nota