Ferraresi se comprometió a trabajar por el saneamiento del Arroyo Sarandí

Fue durante una reunión con vecinos y organizaciones barriales que reclaman una solución desde hace años. Piden que continúen las obras de entubamiento y que sean controladas las emanaciones de las empresas radicadas en la zona.
Un grupo de vecinos e integrantes de organizaciones barriales que desde hace largo tiempo reclaman el saneamiento del Arroyo Sarandí, se reunió la semana pasada con el intendente de Avellaneda, ingeniero Jorge Ferraresi, a quien le transmitieron los graves problemas de contaminación ambiental que padecen en el barrio.

Segun detallaron los mismos vecinos, durante la audiencia le solicitaron al jefe comunal «el saneamiento y limpieza del contaminado Arroyo Sarandí y la continuación del entubamiento; la confección de un registro público de las empresas radicadas en la zona y que exista un control de las emanaciones fabriles y sus residuos».

El intendente Ferraresi, por su parte, informó a los vecinos que ya estuvo reunido con autoridades de Medio Ambiente de la Nación, de la ACUMAR y del Ministerio de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires y ratificó el compromiso de las autoridades gubernamentales para continuar con el entubamiento del Arroyo, con fondos de la Nación, que permitirá cortar las conexiones clandestinas de descargas fabriles. Si no surgen inconvenientes, la obra podría estar finalizada antes de fin de año.

Con respecto al control de las emanaciones fabriles reclamada por los vecinos, los representantes de las organizaciones sociales que participaron de la reunión destacaron que Ferraresi aseguró que se realizará un control a través de Medio Ambiente provincial. «Me pongo al frente del reclamo», aseguran que manifestó el intendente.

Por último, con respecto al tramo del Arroyo Sarandí que ya se encuentra entubado, entre las calles Arredondo y Mansilla, sobre el cual hay depositados barros contaminantes, los vecinos informaron que el intendente Ferraresi «se comprometió a realizar estudios y a solucionar el tema para que haya un espacio que puedan disfrutar los vecinos».

Participaron de la audiencia los vecinos del Arroyo Sarandí y de la Asociación Civil «Vecinos de Villa Corina por un futuro mejor», quienes destacaron la importancia de la participación vecinal en la solución de sus reclamos.

Olores nauseabundos

La contaminación del Arroyo Sarandí se observa a simple vista en la Avenida Crisólogo Larralde (ex Agüero) al 3300, donde el olor es realmente insoportable en varias cuadras a la redonda.

Tal como testimoniaron los vecinos de Villa Corina, a la altura de la calle Casacuberta 3300, el cauce del Arroyo es una masa blanca, compacta, donde se confunde el olor nauseabundo del Arroyo con el que emanan las empresas ubicadas en esta zona: curtiembres y químicas principalmente. Un problema que sin dudas merece una urgente solución.

Comentá la nota