Ferrán dice que “no hay listas negras” entre los productores.

El auxilio a los productores afectados por la sequía sigue envuelto en la polémica. Primero el senador Marín distribuyó planillas por fuera del gobierno y los municipios. Luego algunos productores denunciaron que hay listas negras. El ministro Ferrán se defendió porque “con la ayuda de los municipios y las entidades, la ayuda es más transparente”.
El ministro de la Producción, Abelardo Ferrán, afirmó ayer que “con la participación de las entidades agropecuarias y de los municipios, la ayuda es más transparente”. El funcionario repitió que los productores deben acercarse a los municipios para rellenar las planillas y no acudir a otra vía. Y negó que existan “listas negras” con el nombre de los productores a los cuales no hay que socorrer.

Esa acusación había sido vertida por el vicepresidente de la Asociación Agrícola de Santa Rosa, Andrés Souto, el día anterior a la reunión de la Mesa de Emergencia Agropecuaria, que se llevó a cabo ayer en Casa de Gobierno.

Los funcionarios no pudieron evitar la tensión en sus rostros. Además de los cuestionamientos de los ruralistas, esta semana se sumó el senador del PJ, Rubén Marín, que justificó las gestiones que hizo en nación y el reparto de planillas entre los productores por sus allegados, alegando la inacción gubernamental.

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, comprometió la llegada de 63 mil toneladas de forraje. Pero la gestión de Marín ante el polémico secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, agitó el fantasma de que la ayuda se distribuya por canales menos institucionales.

Listados

“Los productores saben en qué forma estamos llegando con los subsidios de los primeros 10 millones de pesos, cómo estamos trabajando los segundos 10 millones. En la primera escala dijimos que íbamos a ser muy estrictos y que tales dineros serán destinados a los productores que tienen esa única actividad y hasta determinada cantidad de vientres, los otros no”, explicó el subsecretario de Asuntos Agrarios, Enrique Schmidt. “Debe quedar perfectamente claro que, todos los trámites que practiquen los productores deben realizarlos juntos con las asociaciones agropecuarias y juntos con sus respectivos intendentes”, insistió con el mensaje de los días previos.

“En algunos casos sí y en otros no se entienden muy bien los mensajes y las intenciones de los productores. En la mayoría de los casos, al productor que se le da la posibilidad de saltar de la dificil situación que vive hoy, lo toma a bien”, dijo el funcionario.

Sobre las declaraciones de Souto, el ministro Ferrán consideró que “son inoportunas, hay que canalizar el esfuerzo en sentido positivo, buscar soluciones y no continuar con este cruzamiento de conceptos que no le sirven a nadie”.

“Nosotros venimos pregonando desde el primer momento en que anunciamos que la gente debe anotarse para recibir la ayuda correspondiente en forraje, hemos hecho hincapié en la participación de los municipios, de las entidades agropecuarias, para que todo esto sea lo más transparente posible y también la participación de las entidades solidarias como las cooperativas. Tenemos que tener un armado y una logística verdadera y seria”, sostuvo.

“Lo que sí, armamos listados sobre la ayuda de los primeros 10 millones más los 10 millones que se ponen ahora al alcance de los que los necesitan. Hemos tomado una serie de restricciones para beneficiar a los productores que en principio deben vivir de la actividad”, explicó.

Y añadió: “Si ellos son productores que cuentan con pocas vacas y tienen como principal ingreso una actividad profesional o comercial u otro tipo, como la política, por ejemplo, dentro del listado hay compañeros de trabajo que no serán beneficiados”.

“La idea es llegar a aquel que depende exclusivamente de la actividad. Esa es la primer medida. La segunda medida es beneficiar a los productores ubicados en las áreas de Desastre y Emergencia, porque el impacto sobre su actividad productiva es mayor, por ello la diferencia que se hace”, acotó.

Ferrán repitió que ahora se está trabajando la posibilidad de llegar a productores que tengan hasta 500 vacas. “Esas son las listas que elaboramos nosotros. No son listas negras. Son blancas”, remarcó el ministro. “Y están a disposición de quién las quiera ver. Nosotros hemos pedido a las instituciones gremiales o cooperativas del sector agropecuario que se acerquen a las intendencias porque nosotros vamos a realizar los chequeos a través de las Declaraciones Juradas, mediante las verificaciones que sean necesarias y luego se las enviamos a los intendentes. Ellos serán los que realizan las listas y nos dicen a quienes realmente les corresponde la ayuda”, concluyó.

Comentá la nota