Feroz choque entre petroleros dejó un herido de bala en grave estado

Feroz choque entre petroleros dejó un herido de bala en grave estado
Dos grupos antagónicos que se disputan el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de la provincia patagónica chocaron cuando quienes se oponen a la conducción de Héctor Segovia tomaron la sede del gremio. Hay más heridos.
Un enfrentamiento entre dos líneas gremiales de los trabajadores petroleros terminó este martes a los tiros en Santa Cruz. Un hombre recibió un balazo en el estómago y tuvo que ser operado en el hospital de Caleta Olivia. Y, para el portal OPI, la pelea dejó dos heridos más: uno de arma blanca y una mujer con golpes en la cabeza.

Todo empezó con la toma de la sede central del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Santa Cruz, por parte de unos cuarenta delegados de otras localidades. Los trabajadores reclamaban que la Federación intervenga el sindicato provincial porque acusan a Héctor Segovia de haber arreglado el levantamiento del último conflicto del sector que paralizó la actividad durante dos semanas.

Este martes por la tarde, un grupo encabezado por la conducción del gremio provincial –enfrentada con la dirigencia nacional del sector– intentó recuperar el edificio. Y, a pesar de la presencia policial, se desató "una pelea que comenzó con piedrazos por parte del grupo que permanecía en el exterior y continuó con disparos y roturas de puertas y vidrios", publicó el portal OPI Santa Cruz.

El desenlace llamó más la atención porque, algunas horas antes, la policía local habría acordado con los trabajadores que abandonaran la sede del sindicato. Fuentes policiales citadas por DYN declararon: "El grupo que aún permanece en el interior aceptó liberar las instalaciones poniendo como condición que tuvieran a disposición vehículos especiales a los efectos de resguardar su integridad física al momento de retirarse".

La versión sostiene que cuando los trabajadores se disponían a subir a dos camionetas para abandonar el lugar, un grupo fiel a la conducción del sindicato los apedreó. Y desde el edificio respondieron con disparos. El herido, se informó, es el trabajador Oscar Andrade, que debió ser operado. Por la noche, su estado de salud era delicado. Y la sede del sindicato estaba cercada por policías.

Comentá la nota