San Fernando: una tierra de contrastes que fragmenta el voto entre el río, el tren y la pobreza

San Fernando: una tierra de contrastes que fragmenta el voto entre el río, el tren y la pobreza

En el conurbano norte, Cambiemos apuesta por descontar votos en la primera sección electoral; el intendente massista Andreotti hizo de la obra pública su principal capital

La llegada del Polideportivo N° 7 le cambió la cara a Infico, uno de los barrios de clase trabajadora humilde de San Fernando . En el lugar, las calles son de asfalto y las cuadras están repletas de luminarias. No hay grandes déficits de infraestructura. Pero las construcciones de las casas, precarias, dejan a la vista las carencias de la población. Sólo a cuatro cuadras a la redonda hay tres asentamientos: La Esperanza, San Francisco y San Rafael. En total, viven unas 600 familias que no tienen acceso a alguno de los servicios básicos.

"Se agarraban a tiros acá por ver quién usaba la cancha, esto era a los tiros", cuenta María Rosa, vecina de Infico y madre de cuatro chicos. El "Poli 7" es uno de los últimos inaugurados por la intendencia de Luis Andreotti.

Hasta hace poco, el espacio era un terreno baldío con arcos donde algunos vecinos jugaban partidos por plata.

Como todas las obras hechas por el Municipio de San Fernando, el complejo deportivo se pinta de verde. Es uno de los ocho que inauguró en los últimos años la gestión del massista Andreotti, quien llegó al poder en 2011.

El intendente, en la mitad de su segundo mandato, encontró en la obra pública municipal su principal arma de gestión. Y en los centros polideportivos, una forma de "recomponer el tejido social" en las zonas más carenciadas del distrito, con casi 40% de pobreza.

En las calles de la ciudad, emplazada en el norte del conurbano, viven 160.000 habitantes. La campaña se respira desde hace varias semanas. A nivel provincial, en las carteleras dominan los afiches de la alianza 1País, el acuerdo entre Sergio Massa y Margarita Stolbizer. En el massismo no lo ocultan: San Fernando desplazó a Tigre como su mejor carta de presentación a "la gestión". Andreotti ocupa, además, un lugar en el podio de los intendentes del conurbano con mayor imagen positiva entre sus vecinos, por encima de 70%.

En 2015, Massa salió primero en la elección presidencial, con casi 35 puntos. Por encima de ese guarismo, gracias al corte de boleta, Andreo-tti obtuvo su reelección con récord de votos y cosechó el 50,4%. Para esta elección, la lista de candidatos a concejales la encabeza su mujer, Alicia Aparicio. La actual "súper secretaria" de Salud Pública, Desarrollo Social y Política ambiental aparecerá en la boleta con el apellido Andreotti.

En el Parque Náutico San Fernando, la atmósfera de tranquilidad que ofrece el delta sólo se rompe cuando alguna de las cientos de embarcaciones amarradas enciende sus motores y zarpa. Ubicado en Punta Chica, la zona residencial más exclusiva que contiene a los barrios cerrados, el Náutico es uno de los espacios públicos preferidos de los sanfernandinos para contemplar el ir y venir de lanchas y pequeñas embarcaciones que surcan el río Luján.

Como muchos distritos del conurbano, San Fernando es tierra de contrastes. Los locales y los equipos de campaña piensan el distrito en tres cordones diferenciados.

El río Luján y las vías del Ferrocarril Mitre delimitan la "zona 1", donde vive la clase media alta y alta sanfernandina. En el cordón medio, entre las vías del tren y el Acceso Norte, predomina una clase media y media baja. Y más alejados, entre el Acceso Norte y la vera del río Reconquista, prevalece una clase trabajadora más humilde y es la zona donde viven los sectores más postergados.

En la "capital náutica" de Buenos Aires, tener el agua a la vista, con sólo asomarse por la ventana, puede ser una trampa. Santiago Ojeda, vecino de San Jorge, vive a la vera del arroyo Reconquista, en un terreno que parece deslizarse hacia aguas fétidas, que acumulan desechos cloacales y basura.

"Nosotros vamos al baño todos los días, y eso va acá", dice Ojeda y señala las aguas contaminadas. Su familia espera que las obras de entubado del arroyo se concreten.

Cada uno con urgencias de distinto tipo, en el corredor del "tercer cordón", San Jorge; La Treinta y San Martín son tres barrios hundidos en la pobreza. En los tres asentamientos viven 1500 familias. "Acá te encontrás a chicos drogándose y se agarran a tiros todos los días", explica, con crudeza, el joven.

"Nosotros somos oficialismo, nuestra campaña no va a ser otra que mostrar la gestión", dice a LA NACION Andreotti. Las sombrillas verdes y blancas con la leyenda "sigamos renovando", el mismo tono que tiñe cada obra, aparece a cada paso. En la oposición cuestionan que Andreotti lleva ventaja "porque utiliza empleados públicos municipales para actividades proselitistas".

Andreotti destaca la inversión en infraestructura en los últimos años. Si bien reconoce carencias entre la población, destaca que "en San Fernando los barrios tienen agua corriente y asfalto casi en un 100% y cloacas en un 90%.

La gestión del intendente renovó el sistema de luminarias (el jefe comunal se jacta de gobernar "la ciudad más iluminada"), desplegó un sistema de monitoreo con más de 700 cámaras similar al de Tigre y construyó, como programa clave de la gestión, cuatro túneles subterráneos a las vías del Mitre con fondos municipales.

El "modelo Tigre" no sólo se repite en materia de seguridad. Al igual que Massa con Malena Galmarini, Andreotti ubicó a su mujer como secretaria del Municipio. Y su cuñado, Santiago Aparicio, es el presidente del Concejo Deliberante. La política se discute en familia.

Entre los claroscuros de la gestión, la oposición sostiene que no existen "cuentas claras" sobre los gastos en obras. Y señalan que el Concejo Deliberante que preside Aparicio es una "cáscara vacía" por la falta de debate de proyectos. Con 10 representantes, el oficialismo ostenta mayoría absoluta.

"Cada vez que se quiere discutir alguna iniciativa que los inquieta, aparecen barrabravas de Tigre para intimidar", asegura a LA NACION uno de los referentes opositores. Además de funcionario, Aparacio es vicepresidente del club Tigre.

En San Fernando, ninguna de las dos principales fuerzas opositoras, Cambiemos y el kirchnerismo, hace campaña cuestionando los ejes vertebrales de la actual gestión. El señalamiento más fuerte es la "falta de transparencia" en algunas obras.

En este distrito massista, Cambiemos apuesta fuerte para descontar puntos en la primera sección del conurbano, desfavorable en 2015. Al filo del cierre de listas, jugó su carta más fuerte y ubicó al subsecretario de Gobierno y Asuntos Municipales provincial, Alex Campbell, como cabeza de la lista de precandidatos concejales. Un desembarco que inquieta al oficialismo municipal.

Campbell va acompañado en la lista de concejales por Agustina Ciarletta, funcionaria de Desarrollo Social nacional. Paradójicamente, al igual que Andreotti, para el candidato de Cambiemos la mejor estrategia de campaña es "mostrar la gestión de Nación y provincia" en el municipio.

Nación comprometió este año 45 millones de pesos en la renovación completa de las tres estaciones -Virreyes, San Fernando y Carupá- del tren Mitre. Y la Gobernación de Vidal comenzó una obra de refacción del hospital local, Petrona de Cordero, para atacar una de las principales quejas de los vecinos: la deficiente atención en Salud.

Con una campaña más silenciosa, el kirchnerismo lleva como candidato a Matías Molle, ex titular del Renar y hombre de La Cámpora. Cerca de Molle apuestan al arrastre de tener a Cristina Kirchner en la boleta, como precandidata a Senadora.

Sobre el mostrador de su local de ropa, Newton, comerciante brasilero con más de 17 años en San Fernando, desparrama con enojo las últimas boletas.

"Cuando empezaron las obras en los túneles nos dijeron que los aumentos iban a ser transitorios, pero nunca los bajaron. Nos están arruinando", reclama el dueño del negocio, ubicado en la avenida Avellaneda, uno de los tres centros comerciales a cielo abierto.

No hay secretos en los abultados desembolsos en obra pública. El distrito tiene una alta tasa de cobrabilidad y una fuerte presión fiscal, sobre todo en la región más acomodada y en los comercios. Una ventaja que están lejos de disfrutar otros municipios del conurbano.

Coment� la nota