Fernando Calcha ya es el nuevo presidente de la SRR

La Sociedad Rural de Rafaela cerró anoche con su asamblea anual el 103° ejercicio. La frondosa historia que se completa con un año positivo a pesar de los avatares gremiales, encuentra a la entidad tradicional con un régimen económico muy positivo, que marca el ritmo de una progresión bien dictada, con objetivos claros y la disposición de seguir avanzando.
La Rural sigue una nutrida agenda de eventos que contemplan al grupo GAMA, el Ateneo, las disertaciones de profesionales, capacitaciones, remates, Control Lechero, entre tantas otras actividades e instituciones a las cuales se apuntala con la conformación y trabajo conexo. Fue la 102ª exposición el punto más álgido del repaso, por la superación de propuestas que cada año se plantean para los productores agropecuarios, así como a quienes se contactan con el campo, desde la ciudad cada fin de semana largo de agosto, espacio en el que se evidencia todo el potencial agropecuario, industrial y comercial de la región y cita a los mejores ejemplares Holando del país, entre otras razas y animales.

Para la fase final de la asamblea quedaba reservada la renovación de la Comisión Directiva, para lo cual se había presentado una única lista.

La propuesta fue la que tenía a Fernando Calcha como presidente; Gabriel Reimóndez, Miguel Morra, Rubén Ferrero, Jorge Pesce; y Juan José Imvinkelried, como vocales; Rubén Davicino y Guillermo Culzoni como vocales titulares; y la renovación del Consejo Económico compuesto por Beatriz de Zenklusen, Dan Christiansen y Ariel Blatter. Sin oposición y con aplausos, quedó explícita la intención de aceptación que renueva la conducción de la entidad que en los dos últimos períodos bianuales había tenido a Juan Imvinkelried como titular.

Si bien se queda en la Comisión y con muchas responsabilidades a su cargo, el Presidente saliente agradeció el acompañamiento de todos los componentes de la Rural, en cuatro años donde "nos tocó vivir intensamente la actividad, en un inicio con el gran desafío y el orgullo de haber asumido para festejar los cien años de nuestra querida entidad, a través de un trabajo muy importante de todos los directivos". Imvinkelried puso en los nombres de "Norma, Ana y Estela Gauchat", la posibilidad de recopilar los datos que quedarán como sustento de la historia del primer centenario de la SRR, que en la compilación realizada por Creatégica, se brindan en varios formatos para la posteridad.

Como también pasó el centenario de la muestra, la Rural tomó el espacio principal del reclamo que desde 2008 sigue vigente en el conflicto con el Gobierno, donde su Presidente y toda la Comisión afrontaron la defensa gremial del productor agropecuario, en los que fueron "momentos difíciles y duros, con gran experiencia ganada, con amplia repercusión de la entidad en los distintos estamentos en ámbitos provinciales y nacionales, con el reconocimiento de los socios y de la gente en general, por haber convocado a múltiples actos y haber tenido un gran apoyo". "Sinceramente, cuando suceden estas cosas se las encara, aunque parecen muy difíciles, pero contando con el apoyo con el que yo pude contar y seguramente Fernando también lo tendrá, de la Comisión Directiva y de las subcomisiones, esto es todo mucho más fácil de llevar; y creo que esa es la clave del éxito", confesó Imvinkelried que puso énfasis en la incesante actividad anexa de la institución, donde quizá el acuerdo BID-ACDICAR, que permite el financiamiento de capacitación específicas y que a la vez abre al fortalecimiento institucional, donde se inscriben el CCIR; y las entidades hermanas del Departamento, como las Rurales de Humberto Primo y Sunchales, así como la filial Roca de Federación Agraria Argentina.

MISMO CAMINO, NUEVO NOMBRE

Fernando Calcha tiene 33 años, está casado, tiene un hijo; y es Licenciado en Administración Rural, con posgrado en agronegocios. Se muestra muy confiado en su "madurez y conocimiento", sustentado en el resto de la dirigencia, ya que se considera afortunado de conservar a los integrantes de la Comisión, aunque con entrecruzamiento de cargos.

Comenzó activamente en la conducción gremial cuando Rubén Ferrero estaba presidiendo la Rural, para pasar en la gestión de Imvinkelried a ocupar el cargo de secretario, espacio que le sirvió para formarse y conseguir agilidad para enfrentar el cargo máximo dentro de la entidad, del que se hizo cargo anoche. "La enseñanza que tuve al lado de Juan es el sentimiento de pertenencia hacia la Sociedad Rural, las ganas puestas en el trabajo y el esfuerzo que con una visión clara y permanente las cosas se logran, quizá no en el tiempo deseado, pero no hay que perder el rumbo y las ganas.

"Los objetivos de trabajo y la línea de conducción van a seguir siendo las que venían siendo hasta el momento, sin grandes cambios, con metas bianuales y objetivos más ambiciosos a cinco años de trabajo, donde creemos que la Sociedad Rural de Rafaela tiene que estar inmersa en la sociedad rafaelina, tiene que ser una entidad que tenga voz y voto en distintos problemas de la ciudad, como en la gestión de Juan se ha llevado adelante. En la parte de acción gremial puntualmente tenemos que seguir trabajando como lo veníamos haciendo, con un fuerte apoyo a Carsfe, estando Rubén Ferrero de presidente; y de ahí para arriba hacia CRA.

Comentá la nota