Fernández en procura de sacarse un tremendo “dolor de cabeza”: reparación de veredas céntricas

Fernández en procura de sacarse un tremendo “dolor de cabeza”: reparación de veredas céntricas

La obra había sido licitada y adjudicada por el ministerio de Infraestructura de la Provincia a través de la contratista Leymer S.A., y consistió en el recambio de las cañerías de agua y cloacas en la zona céntrica y posterior reparación de vereda

Una de las obras de mayor envergadura de la actual gestión municipal de Trenque Lauquen, es el recambio de cañerías de agua potable y cloacas en distintos sectores de la planta urbana. Contradictoriamente es la obra que mayor dolor de cabeza produjo, por falta de eficiencia de la empresa que la llevó a cabo y quizá, también, por carencia de controles más estrictos por parte del municipio. En estas horas se ha dado un paso importante, desde el Ejecutivo, con el propósito de que definitivamente la realización pueda valorarse.

Fernández firma convenio con el titular de la DIPAC

Se dio a conocer una noticia en la gacetilla de prensa de este viernes, la que transcribimos textualmente:

Luego de cinco (5) meses de gestiones en busca de una solución, el Departamento Ejecutivo logró finalmente firmar un convenio con la Dirección Provincial de Agua y Cloacas (DIPAC) y la empresa Leymer S.A., que traspasa la obra de recolocación de veredas en la zona céntrica de la ciudad cabecera al Municipio, que recibirá como contraprestación 3 millones de pesos pagaderos por la mencionada firma mediante el uso de maquinaria por 1.000 horas efectivas con diferentes destinos y una parte de los materiales.

La obra había sido licitada y adjudicada por el ministerio de Infraestructura de la Provincia a través de la contratista Leymer S.A., y consistió en el recambio de las cañerías de agua y cloacas en la zona céntrica y posterior reparación de vereda.

Esa última etapa es la que no se cumplió, y la que motivó numerosos reclamos del Intendente Miguel Fernández ante la DIPAC, primero para que se aceleraran los tiempos de resolución de la empresa y después, en busca de una alternativa que le permitiera al Municipio tomar el control de una situación ajena a su responsabilidad, pero que necesitaba una solución definitiva.

Como resultado de esas gestiones, ayer (jueves) se realizó en el despacho del jefe comunal una reunión tripartita –por la DIPAC asistió su director, Martín Heinrich, junto a colaboradores del área, y también lo hicieron representantes de Leymer S.A.- y se definió, tras la presentación de las reiteradas molestias por parte del Municipio, este acuerdo que permitirá iniciar la obra en el corto plazo.

Al respecto, Fernández señaló que “el Municipio reparará las veredas. Leymers nos entregará 800 mts2 de pisos que ya tenía comprados y el resto de los 2.600 mts2 totales que hay que recolocar, los vamos adquirir la Comuna. Nosotros hicimos una evaluación técnica que sirvió de base para la negociación”.

El Jefe Comunal agregó que “además de entregar los pisos, el Municipio tendrá un resarcimiento económico de 3 millones de pesos por reparar las veredas”.

Esta mañana (viernes) ya comenzaron las reuniones entre el Intendente y la subsecretaría de Obras y Servicios Públicos para organizar la logística que demandará los trabajos a realizar.

SERVICIOS

La renovación de la red de agua implicó el recambio de 1.700 metros lineales de cañería de hormigón por una moderna de PVC de 75 mm de diámetro, y la de la red de desagües cloacales se renovó en una extensión de 900 metros con caños de PVC de 160 mm de diámetro.

La red de agua y cloacas de la zona céntrica era la más antigua de la ciudad y se calcula que esos caños de cemento tenían más de 40 años.

Ahora, con la recolocación de las veredas por parte de la Comuna, los trabajos quedarán finalizados.

Coment� la nota