Fernández presentó una propuesta de seguridad

El titular del Partido GEN de Entre Ríos, Osvaldo Fernández, se reunió con el Intendente Juan Bahillo y le hizo entrega de una propuesta para afrontar la inseguridad. La iniciativa fue elaborada por el GEN, en el marco de la Coalición Cívica de Entre Ríos, "y se basa en distintas ideas, varias de las cuales han tenido sanción legislativa pero no se aplican, y en acciones que son de posible realización en la provincia y el municipio".
En el documento se sostiene que "la problemática de la seguridad pública y sus modelos de resolución constituyen uno de los temas más preocupantes para los habitantes. Analizamos con absoluta intranquilidad la progresión del índice de inseguridad, el crecimiento de la violencia, la disminución de la edad en que se comienza a delinquir, el alto grado de reincidencia, la tenencia ilegal de armas y el crecimiento del consumo y tráfico de drogas, que se padece en nuestra provincia y en todo el país".

Dijo que el GEN propone la "urgente implementación del servicio telefónico 911. Pese a que es ley en la provincia desde hace dos años, hasta el presente no se ha habilitado este servicio de llamadas de emergencias que viene demostrando suma eficacia en otras jurisdicciones".

Puesta en vigencia del nuevo Código Procesal Penal, "insólitamente demorado por trabas burocráticas y falta de convicción política. Sanción de un nuevo Código de Faltas.

Profesionalización de la Policía, desterrando la ingerencia de punteros políticos y la desvirtuación de la carrera policial la que debe basarse en méritos y no en acomodos con los gobiernos de turno. Recrear la Policía Comunitaria. Fortalecer la Policía Rural. Educación y Prevención: campaña para aprender a cuidarnos. Salario digno para el personal policial acorde con la función y el riesgo".

También la "declaración de la Emergencia en Seguridad en el marco de la Ley de Seguridad Interior, habilitando que se celebren convenios con fuerzas federales.

Convenios con Gendarmería y Prefectura para asignarle tareas de prevención, inteligencia y represión del delito en zonas compatibles con sus jurisdicciones, donde conforme el Mapa del Delito sea más necesario".

Acuerdo con el Ministerio de Defensa para emplear cuarteles para la reclusión de presos con condenas firmes y buena conducta, actuando el personal penitenciario, priorizando las cárceles para los delincuentes peligrosos o de mala conducta. Laborterapia y educación obligatorias en las cárceles. "Los establecimientos penales deben ser sanos y limpios.

Aplicación de la normativa que desfederaliza la represión de ciertos delitos vinculados al tráfico de drogas, dando intervención a la policía y a la justicia de la provincia".

Comentá la nota