A Fernández le gustaría volver al Ejecutivo

Manuel Fernández extraña el Poder Ejecutivo, aunque no lo reconoce abiertamente. Admite que existen profundas diferencias entre ser legislador y ejercer un cargo en el otro poder político del Estado (como lo hizo cuando condujo Bella Vista o fue coordinador de Municipios y Comunas Rurales), y las centra en las dificultades de poder desarrollar las iniciativas de Gobierno.
"Cuando fui intendente (1999 a 2003), me quedaron muchas cosas por hacer porque el período no fue bueno para el país. Tengo casi 20 años de trayectoria política y estoy dentro de un proyecto político que da las posibilidades de crecer al Este tucumano, en un mano a mano con la gente para atender sus necesidades. Lo importante es que les lleguen soluciones, porque todos queremos lo mejor para la gente", afirmó.

Trabajo pendiente

Fernández aclaró que, en la medida en que evolucionen las instituciones de la Provincia, mejorará la sociedad. Y puso énfasis en los beneficios obtenidos en el Este, en materia sanitaria y de infraestructura vial. "Por supuesto que falta mucho, pero se avanzó considerablemente. La preocupación común que tenemos con el Gobierno es llegarle a la gente con puestos de trabajo", puntualizó.

"Mi propósito es aportar para que Tucumán siga creciendo y sea la mejor provincia de la región. Es la idea de todos los legisladores y, fundamentalmente, del gobernador (José Alperovich). Será él quien decidirá, en 2011, mi destino político, pero reconozco que me tira más ocupar un espacio en el Ejecutivo que en la Cámara", dijo.

Comentá la nota