Fernández firmó acuerdo en Chile y calificó el abrazo con Bachelet como «otro cruce de Los Andes»

El tratado en cuestión profundiza las relaciones bilaterales en materia migratoria, fronteriza y de conectividad y que debería conducir hacia la libre circulación de ciudadanos.
SANTIAGO DE CHILE (NA).- La presidenta Cristina Fernández firmó con su par chilena Michelle Bachelet en el municipio trasandino de Maipú un «inédito» acuerdo de integración y complementación para fortalecer la relación bilateral, a 30 años del conflicto por el canal Beagle.

En esa histórica localidad chilena las presidentas rememoraron simbólicamente el abrazo de los libertadores José de San Martín y Bernardo de O´Higgins en la batalla de 1818, en la que triunfaron sobre las tropas realistas.

«Con el abrazo protagonizamos otro cruce de Los Andes, éste fue con el fin de unir las potencialidades de los dos países y crear mejores condiciones para los pueblos», afirmó Cristina Kirchner, quien lució un trajecito verde con zapatos y cartera al tono. Y agregó: «Aquel cruce selló la Libertad y este abrazo de hoy, la amistad. Esta es una época de uniones y construcciones».

El tratado en cuestión profundiza las relaciones bilaterales en materia migratoria, fronteriza y de conectividad y que debería conducir hacia la libre circulación de ciudadanos.

Entre otras cuestiones prevé la realización del proyecto del ferrocarril andino para comunicar a ambos países separados por la Cordillera, en una frontera de 5 mil kilómetros, la segunda más extensa del mundo.

Uno de los dos túneles que se esperan concretar permitirá la puesta en marcha de un tren para unir las ciudades de Mendoza y Los Andes y, según estimaciones de autoridades argentinas, el proyecto supone una inversión de 3.000 millones de dólares y su construcción demandará entre ocho y diez años.

Ambas jefas de Estado se trasladaron desde Santiago hasta Maipú en el mismo auto, en un caravana de vehículos junto a sus comitivas y arribaron al Templo Votivo de ese municipio, donde fueron recibidas por el alcalde local.

El acto principal que incluyó el abrazo entre las mandatarias se desarrolló a cielo abierto con la presencia de granaderos de ambos países y también visitaron el museo del templo donde se exhibe piezas de la época colonial, como el tratado original de 1826 entre las provincias unidas del Río de La Plata y Chile y una carta que San Martín le envió a O Higgins en 1822 para que se entreviste con Simón Bolívar en El Callao.

Cristina Kirchner aprovechó el acto para hacer mención a la cuestión de género al advertir que el cruce de los Andes «fue hecho por dos hombres para hacer la guerra, una guerra justa, una guerra por la libertad y la independencia y ahora es justo que la tarea de la igualdad y de la amistad esté a cargo de dos mujeres».

Según establece uno de los puntos del protocolo rubricado, tanto Cristina Kirchner como Bachelet «confían en que la presente Declaración Conjunta y el Tratado de Maipú de Integración y Cooperación que se suscribe en esta ocasión, marquen históricamente otro paso adelante en la integración de ambas naciones para enfrentar, de manera cada vez más unidas, los grandes desafíos que presenta el siglo XXI».

La firma del tratado se enmarca en una serie de encuentros con una impronta emotiva e histórica iniciados en diciembre con los 30 años de la mediación papal que evitó un conflicto bélico y que tendrán su corolario antes de fin de año, con el viaje que harán juntas Cristina Kirchner y Bachelet al Vaticano.

El 28 de noviembre las dos presidentas se entrevistarán con el papa Benedicto XVI para recordar la histórica mediación de Juan Pablo II

Comentá la nota