Fernández dijo que Macri no tiene ganas de trabajar y el gobierno porteño lanzó advertencias

El pase de facturas políticas entre Mauricio Macri y el gobierno nacional a raíz del corte en la autopista Illia se prolongó hoy con duras acusaciones.
Ante la posibilidad de un nuevo bloqueo, Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gabinete porteño, reclamó hoy a la Casa Rosada que " haga algo".

"Que vayan, pongan la policía y no los dejen cortar. Que no vuelvan a tener a la ciudad de rehén. O que nos pasen la policía a nosotros", exigió el funcionario.

En declaraciones a radio Diez, Rodríguez Larreta consideró que "si hay otro corte, es un disparate. Aníbal Fernández lo puede prevenir".

"Lo único que ha pasado estos años es que [la villa 31] sigue creciendo. Mauricio Macri se lo pidió al entonces presidente Kirchner apenas asumimos: que nos pasen la policía y los terrenos nacionales en la ciudad, para hacernos cargo", indicó.

Respecto al reclamo de Macri sobre los terrenos, Aníbal Fernández aseguró que es un "invento de un caprichoso con muy pocas ganas de trabajar". Asimismo, resaltó que no hubo orden judicial para proceder al desalojo.

Por su parte, el ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, indicó al canal TN que "no era necesaria la intervención de un juez" para desplazar a los manifestantes y atribuyó el incidente a la "falta de coraje de algunos funcionarios".

Comentá la nota