Fernández denunciará a los "sinvergüenzas" ante la justicia penal

En medio de la entrega de copias sobre todas las impugnaciones (unos 1.100 votos) que el radicalismo vernáculo advirtió en las mesas de La Costa. Sobre la cantidad de impugnaciones finalmente presentadas, el funcionario lunghista aclaró que "después que se supo que habíamos impugnado 709 votos, fabricaron dos mesas más aparecieron otros 450. Si la junta distrital no resuelve se interpretará como negativa y estaré pidiendo la intervención de la junta electoral de Buenos Aires. Una vez resuelto, de seguir en la misma tesitura apelaré en otra instancia".
Sobre los 193 votos recurridos en Tandil, Fernández aclaró que son votos complementarios aceptados por la junta electoral local, y donde han votado, por ejemplo, el ex presidente del partido local, Héctor Equiza, el actual vicepresidente del partido, concejales y funcionarios.

En medio de la entrega de copias sobre todas las impugnaciones (unos 1.100 votos) que el radicalismo vernáculo advirtió en las mesas de La Costa.

Sobre la cantidad de impugnaciones finalmente presentadas, el funcionario lunghista aclaró que "después que se supo que habíamos impugnado 709 votos, fabricaron dos mesas más aparecieron otros 450. Si la junta distrital no resuelve se interpretará como negativa y estaré pidiendo la intervención de la junta electoral de Buenos Aires. Una vez resuelto, de seguir en la misma tesitura apelaré en otra instancia".

Sobre los 193 votos recurridos en Tandil, Fernández aclaró que son votos complementarios aceptados por la junta electoral local, y donde han votado, por ejemplo, el ex presidente del partido local, Héctor Equiza, el actual vicepresidente del partido, concejales y funcionarios.

"Acá se pretende equiparar un fraude con lo ocurrido en Tandil y es un disparate. Aquí hay cuatro sinvergüenzas que han manchado la voluntad de 15 mil afiliados que participaron en las urnas. Además los voy a denunciar penalmente porque hay falsificación ideológica de instrumento público para generar un fraude electoral de la manera más vergonzosa que se puede hacer. Una tomada de pelo a 15 mil radicales que se han pronunciado por el cambio en la sección electoral", enfatizó.

Preguntado si no quedaba margen de negociación en medio de las acusaciones cruzadas, Fernández lo rechazó de plano. "Pienso ir hasta las últimas consecuencias, seguramente llevaré la denuncia a la convención de la provincia de Buenos Aires como ante la justicia penal para que los fiscales y presidentes de mesa den explicaciones, porque esto es un delito".

El funcionario radical aceptó estar enojado, con mucha bronca, "pero tengo la enorme satisfacción de haberme presentado en una elección en el término de 10 días, recorrer todos los distritos de la sección y haber ganado una elección que a priori se daba por perdida porque estaba peleando contra el aparato, éstos son los últimos exponentes del aparato, tengo la satisfacción de representar a la enorme mayoría de los radicales que están hartos que este tipo de prácticas nos alejen de la confianza de la gente, por eso tengo un enorme orgullo".

Comentá la nota