Fernández le apunta a Cobos y lo acusa de "conspirar" contra el Gobierno

El jefe de Gabinete dijo que detrás de la resistencia de Redrado a irse del Banco Central está el vicepresidente. Y estimó que en el corto plazo habrá "una foto" de los dos.
El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, afirmó esta mañana que "lo más duro que estamos teniendo nosotros en este caso es la actitud del vicepresidente de la Nación", al señalar que Martín Redrado insiste en quedarse en el Banco Central "porque tiene todo el apoyo de (Julio) Cobos".

Fernández indicó que Cobos está buscando la forma de "motorizar" un nuevo conflicto al que denominó el "operativo 126", una suerte de continuidad de la resolución 125, que frenó –por el voto del vicepresidente- las retenciones móviles a las exportaciones de soja.

El ministro subrayó que "el vicepresidente no ha parado desde marzo de 2008 de tener actitudes permanentes en contra del propio gobierno que él integró".

En declaraciones radiales, Fernández sostuvo que "va a haber una foto en el corto plazo de Cobos con Redrado mostrando el punto desde donde arranca toda esta discusión".

"Se lo ha contado el propio Redrado a amigos míos: que (Cobos) lo llamó, que le dijo que se quedara tranquilo, que se mantuviera en ese punto", aseveró, y opinó el vicepresidente "en esta acción contra el Gobierno" incurre "por lo menos, en una falta de ética desde el punto de lo político y del respeto de las instituciones del país".

El jefe de ministros consideró que el vicepresidente "se comporta de una manera que no he visto en el mundo, siendo la cabeza de la oposición, siendo el más virulento de la oposición, pretendiendo ser candidato, que tiene todo el derecho, pero podría serlo sin conspirar contra el Gobierno".

"Acá hay manijas muy grandes de otros lugares", se quejó, y dijo que con Redrado "tenemos amigos comunes que han intentado que estas cosas no se salieran de cauce y han querido aportar de buena fe un grado de racionalidad a la discusión".

Para Fernández, "el vicepresidente es el que más ha acicateado este tema, tratando de motorizar lo que ellos llamaron en los fueros privados el 'operativo 126'". Denunció que el objetivo era "llevar una discusión a un estadio público tan potente como para que tuviera las características que dio la 125".

"Pero -prosiguió- la gente que participó de aquella discusión, que fue muy fuerte y durante mucho tiempo, después terminó dándose cuenta realmente adónde estaban las cosas. Hoy no entrarían bajo ningún punto de vista en una trapisonda de estas características, aunque vuelva a ser el vicepresidente el que esté detrás de esta acción".

Comentá la nota