Fernández ante empresarios: "La Argentina no es un infierno, es un país seguro para invertir"

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, afirmó que la Argentina "se encuentra en una posición de privilegio" frente a la crisis financiera global gracias a las políticas encaradas desde el año 2003, por lo que exhortó a "encarar inversiones" en un país "fantástico y seguro".
"El nuestro es un país para invertir", señaló el funcionario nacional, y agregó que esto es así debido a "las políticas heterodoxas" llevadas a cabo primero bajo la presidencia de Néstor Kirchner y ahora con Cristina Fernández de Kirchner.

El jefe de ministros habló en el marco de la conferencia "Argentina: Perspectivas Económicas y Políticas" que se desarrolló en el Alvear Palace Hotel, de esta capital, luego de las palabras de bienvenida a cargo de Susan Segal, titular y CEO del Américas Society Council of the Américas, y del presidente de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Carlos de la Vega.

Ante un multitudinario auditorio, Aníbal Fernández dijo que "Argentina no es un paraíso, pero tampoco un infierno" y convocó a los empresarios a encarar inversiones en un país "seguro".

En ese marco, detalló que con las políticas aplicadas desde 2003 se logró una "expansión de la capacidad instalada", se "mejoró" la política de cambio y se "incrementó la productividad".

Asimismo, acotó, se "ha logrado una mayor y mejor redistribución del salario" y regresaron "los créditos y prestamos" por la confianza reinstalada con esas políticas.

"Gracias a estas políticas se ha luchado contra la crisis mundial" y por eso hoy "la Argentina se encuentra en una posición de privilegio", insistió Aníbal Fernández.

Por su parte, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, dijo que la "globalización" es el desafío por delante y en ese sentido destacó la necesidad de "bajar el nivel de confrontación interna" y buscar "nuevos lazos" para volver a ser "previsibles" e insertar al país "de la mejor manera en el mundo globalizado".

Además, se refirió a la necesidad de una "visión y proyecto estratégico" para atraer "financiamiento" y "tecnología" y, para esto, pidió "mayor protagonismo de los empresarios".

"Una nueva realidad comenzó a partir de las últimas elecciones del 28 de junio. La gente pidió que baje el nivel de confrontación interno y se busquen nuevos lazos con el objetivo común de volver a ser previsibles y tener reglas claras para que las políticas dejen de ser una sorpresa", acotó el jefe de Gobierno.

Previamente, el presidente de la CAC manifestó su "agradecimiento y reconocimiento a los oradores tan importantes" del evento, en el que se analizarán, dijo, los "problemas que nos aquejan" para hallar herramientas que "ayuden a las soluciones".

"Necesitamos hablar del futuro y no tanto del pasado", sostuvo De la Vega, y consideró que "mas que líderes necesitamos proyectos" y asumir "responsabilidades sin que intereses sectoriales lo entorpezcan".

A su turno, Segal dijo que "estamos en un momento interesante con mercados emergentes" y expresó que ante "una crisis global cada vez mas complicada", los desafíos "fueron muy claros".

Este evento, que se realizó por sexta vez consecutiva en nuestro país, constituye un foro que año tras año reúne a los más prestigiosos empresarios y autoridades gubernamentales.

Además de Aníbal Fernández y Macri, participaron los ministros de Economía, Amado Boudou; de Producción, Débora Giorgi; el titular del Banco Nación, Martín Redrado; y los gobernadores de Salta, Juan Manuel Urtubey; y de Chubut, Mario Das Neves.

También se desarrollaron paneles de los que formaron parte los diputados Agustín Rossi y Francisco de Narváez; el senador Ernesto Sanz; y el director del Banco Hipotecario, Mario Blejer.

Comentá la nota