Fernández acusó al PJ de privilegiar sectores de la economía y perjudicar algunos municipios y comunas

Fernández advirtió que los gobiernos locales dejarían de percibir unos 40 millones de pesos .
El secretario de Finanzas Públicas criticó la negativa de los senadores justicialistas a gravar con Ingresos Brutos a la industria y la construcción.

"El proyecto oficial de armonización tributaria y el que aprobó el Senado representan dos modos de entender cómo el Estado debe obtener los recursos para financiarse y por ende, implican dos sistemas impositivos distintos", afirmó el secretario de Finanzas Públicas, Carlos Fernández, al tiempo que remarcó que "la principal diferencia está en que el justicialismo volvió a eximir del impuesto sobre los Ingresos Brutos a la industria y la construcción, que han sido los sectores más dinámicos de la economía en los últimos años, mientras que la presión fiscal sigue recayendo sobre el comercio y los servicios en forma no equitativa".

Además, Fernández advirtió que el proyecto aprobado en la Cámara alta es "claramente perjudicial para los municipios y comunas".

Según cálculos oficiales, como consecuencia de la negativa del justicialismo a gravar con una alícuota de 0,5% de Ingresos Brutos a la industria y de 2,5% a la construcción, los gobiernos locales dejarían de percibir unos 40 millones de pesos de los 102 millones adicionales previstos por tal concepto a partir de la iniciativa del Poder Ejecutivo.

En relación a la provincia, la propuesta aprobada por el Senado significaría unos 250 millones de pesos menos de los 758 que se preveían en la iniciativa aprobada en Diputados.

"No es serio sostener que la aplicación del impuesto sobre los Ingresos Brutos a la industria y la construcción podría ser tomado por el gobierno nacional como un argumento para retacearle recursos a la provincia", señaló Fernández.

"La mayoría de las provincias, la Nación y hasta la propia Santa Fe en ciertos períodos, incumplieron el Pacto Fiscal del 93 (a partir del cual se eximió del pago del impuesto sobre los Ingresos Brutos a sectores productivos como la industria y la construcción) y no hubo ningún recorte de coparticipación o algo por el estilo. Quiere decir que las razones para no gravar a esos sectores son otras", sostuvo.

Comentá la nota