Un feriado exitoso que anticipa lo que vendrá para el verano

El pasado fin de semana largo adelantó la nueva tendencia para la próxima temporada veraniega: escapadas por tres o cuatro días, decididas espontáneamente, es decir, sin necesidad de reservar lugar para dormir. De todas formas, con más de 150 mil turistas arribados, las minivacaciones fueron consideradas como "exitosas" por los distintos actores relacionados con el turismo en la ciudad
Con el lunes no laborable, debido a la festividad de la Virgen, el anteúltimo fin de semana largo del año -el próximo será la semana de Navidad- fue calificado como "exitoso" debido a "la gran concurrencia de turistas, más que durante el feriado del 12 de octubre, y por el gran nivel de ocupación hotelera que llegó casi al 90 por ciento", detalló a LA CAPITAL la vicepresidente del Ente Municipal de Turismo (Emtur), Valeria Méndez.

La nueva tendencia a la hora de tomarse vacaciones indica que "la gente se decide por períodos más cortos y más frecuentes, esto lo hemos comprobado durante todo el año, ya que Mar del Plata es un destino muy oportuno para los habitantes de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires".

Justamente, la oportunidad que mencionó la funcionaria tiene que ver "con la gran crisis que se está viviendo, entonces la gente no decide con tanta anticipación, y desde Buenos Aires podes llegar a la ciudad en cuatro horas".

"Esa misma espontaneidad -agregó- se nota en las reservas hoteleras o de alquileres, ya que la ciudad tiene una gran infraestructura que siempre ofrece opciones a los que lleguen". "La Feliz" cuenta con 57 mil plazas hoteleras, a las que hay que sumarle las extrahoteleras.

De todas formas, durante los meses de verano también se verán los tradicionales turistas que pueden seguir optando por la quincena o de diez días para descansar. "Generalmente -explicó Méndez- la gente del interior de la provincia de Buenos Aires o de provincias más lejanas como Mendoza o San Juan suelen venir por más días. También el viaje es más largo".

Lo bueno por venir

Asimismo, Méndez se mostró optimista en cuanto al posible comportamiento de la temporada alta, ya que "la perspectiva es buena, hay que verlo desde la problemática general existente, pero Mar del Plata está saliendo airosa y creo que es uno de los destinos menos afectados. Creo que va a ser una temporada bastante buena", adelantó.

En ese sentido, la funcionaria municipal hizo hincapié en "la diversidad de opiniones, en todo sentido, que ofrece la ciudad. Hay programas para todos los bolsillos, con muchas ofertas gratuitas o a precios realmente accesibles".

Por su parte, el titular del Colegio de Martilleros de General Pueyrredón, Miguel Angel Donsini, reconoció que a grandes rasgos el fin de semana fue bueno por el movimiento registrado aunque "la concreción de operaciones está lenta, estamos un 10 por ciento abajo en las reservas con respecto a la mis época del año pasado".

A la vez que detalló que "ha cambiado el período de vacaciones, se alquiló en promedio entre 7 y diez días, y básicamente en la zona céntrica", reconoció que los departamentos más buscados son los de "uno y dos ambientes".

Si bien dijo que "algo se concretó en materia de casas residenciales", aseguró que un poco "conspiró haber tenido tan buen clima, porque muchos optaron por ir a la playa en vez de ir a recorrer casas".

De todas formas, el martillero reconoció que "hay incertidumbre, a nivel general. No se sabe cuánto tiempo se van a tomar de vacaciones, si se van a tomar vacaciones, la gente está esperando. El dólar también aumentó, hay zozobra".

En ese sentido, advirtió que "eso nos puede ayudar, porque hay mucha espontaneidad a la hora de salir de la casa y al estar tan cerca de Buenos Aires eso nos va a favorecer. También creo que influirá el clima".

Las buenas perspectivas también salpicó a los hoteleros, que durante las pasadas minivacaciones lograron -en promedio, las categorías tres, cuatro y cinco estrellas- una ocupación que rondó "el 88 por ciento" con picos que sobrepasaron el "90 por ciento" en los establecimientos de mayor categoría.

La copa también rebalsó en el transporte público de pasajeros, ya que en las empresas que unen Mar del Plata con Buenos Aires recién para hoy a la tarde hay pasajes para viajar. Desde una de las ventanillas de la terminal, explicaron que "realmente no lo esperábamos, si el verano viene así será muy bueno, porque superó las expectativas".

En la mayoría de las firmas agregaron entre "2 y 30 adicionales", de acuerdo a la demanda y posibilidades de cada una de ellas.

Tránsito

Ya después del mediodía comenzó a notarse el éxodo vehicular por la autovía 2 rumbo a Buenos Aires, ya que las condiciones climáticas -con la rotación del viento- comenzaron a desmejorar después del mediodía.

Y así, muchos aprovecharon para abandonar "La Feliz" con destino a sus hogares, después de haber disfrutado de días de descanso. El ir y venir de vehículos se confundió con el de las personas que volvieron a elegir las playas y el paseo costero.

Incluso, durante toda la jornada, se pudo observar gran afluencia de turistas en cada mesita instalada en las veredas de los bares o en los bancos de las heladerías.

Mientras que a media tarde, desde el Puesto Caminero de Camet reseñaron el panorama: "hay tránsito incesante, pero tranquilo y ordenado, todo está bajo control".

Al tránsito cargado en la autovía 2 se le sumó la prevención por un posible corte a la altura del kilómetro 122, en Chascomús, debido a que los habitantes de ese partido protestaron contra la posibilidad de que la localidad vecina de Lezama se convierta en un nuevo partido bonaerense.

El promedio de autos que pasaron por el peaje de Samborombón pasadas las 15.30 era de unos "1.600 vehículos por hora" hacia la Capital Federal, mientras que a la altura de Dolores, en el kilómetro 200, se registraron fuertes chaparrones.

Comentá la nota