La Feria del Libro debe realizarse en octubre, según los organizadores

El objetivo es alejar la exposición de la temporada alta y ubicarla en un mes en el que sea el "plato fuerte" de Mar del Plata. De todas maneras, los organizadores realizaron un balance "altamente positivo" de la edición de este año.

La realización de la IV Feria del Libro dejó en sus organizadores dos convicciones. Por un lado, que se trata de un hecho cultural y comercial instalado, tanto en la comunidad marplatense como entre sus visitantes habituales. Y por el otro, que la fecha más conveniente para su realización es octubre y no noviembre-diciembre, como ocurrió este año.

Así lo reconocieron en diálogo con LA CAPITAL los integrantes de la comisión organizadora, Carlos Rodríguez -secretario de Cultura de la Municipalidad de General Pueyrredon-, Ismael Deluchis -presidente del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos-, Carlos Abelleyro -vicepresidente de la Cámara de Libreros del Sudeste- y Pablo Stanisci -tesorero de la misma Cámara-.

La última edición de la feria se realizó entre el 27 de noviembre y el 14 de diciembre en el recuperado Hotel Provincial. Esto implicó un cambio tanto en la fecha -la propuesta original era para octubre- como en la sede -las ediciones anteriores se habían realizado siempre en una carpa instalada en la plaza San Martín.

"Estas modificaciones generaron expectativas pero también incertidumbre" resumió Rodríguez quien consideró que "finalmente el balance fue positivo" y destacó la excelente respuesta de la gente.

Según consignó, la Feria contó con aproximadamente 250.000 visitantes. "Fue un público muy variado, que incluyó habitantes de toda la ciudad y numerosos turistas, dado que en el medio hubo un fin de semana largo -describió-. También hubo muchas escuelas que realizaron visitas y buena asistencia a las charlas, aun cuando muchas de las cuales no eran en el Provincial".

Los organizadores coincidieron en que esta respuesta del público "dejó en claro que sacar la Feria de la plaza San Martín no es un problema", dado que se trata de un evento que "ya está instalado" tanto entre marplatenses como visitantes, como afirmó Abelleyro.

Menos ventas

El cambio de fecha, en cambio, no fue tan positivo. Según los organizadores, este fue uno de los factores determinantes para que durante esta feria las ventas cayeran un 15% -en unidades- respecto del año anterior.

Sucede que entre noviembre y los primeros días de diciembre Mar del Plata fue sede de nada menos que tres eventos de gran convocatoria: el Festival de Cine, la final de la Copa Davis y la propia Feria. "La gente no puede gastar plata en tantas propuestas en tan poco tiempo y tuvo que elegir" reflexionaron.

Asimismo destacaron que "la crisis internacional también influyó" y que "en noviembre la gente suele cuidar la plata porque está preparándose tanto para las Fiestas como para las vacaciones".

En este contexto, consideraron que la fecha ideal para la Feria es la primera quincena de octubre, período que no está tan cerca de la temporada alta y que incluye un fin de semana largo -el del feriado por el 12-.

"Para la Municipalidad sería importante, teniendo en cuenta que ya está confirmada la fecha del próximo festival, que será del 5 al 15 de noviembre" afirmó Rodríguez, haciendo alusión al programa municipal "Mar del Plata doce meses".

Por otra parte, adelantaron su intención de tener definido tanto la fecha como la sede antes de abril del año próximo, para poder lanzar la feria local durante la Feria del Libro de Capital Federal.

En cuanto a este último punto, destacaron que en la edición de este año se hizo presente el presidente de la Fundación El Libro, Horacio García, quien anunció la creación de una comisión para ferias del Interior que comenzará a funcionar este año. "Ese es otro logro de la Feria de Mar del Plata" destacaron.

Respuesta política y cultural

En otro orden, los organizadores consideraron "altamente positiva" la respuesta que la Feria de este año tuvo tanto a nivel cultural como político, no solo en Mar del Plata sino en el resto del país.

Al respecto destacaron la presencia del escritor Eduardo Galeano, quien logró juntar 2.100 personas en el teatro Auditorium. "Fue un acto que confirmó la popularidad y la democracia de esta Feria" reflexionó Deluchis, quien también consideró "clave" el hecho de que "la entrada fuera libre y gratuita".

Por su parte Rodríguez destacó la "importante participación de autores latinoamericanos" durante la feria y adelantó que "nuestra intención es ir afianzando este perfil, de manera que sea el sello distintivo de la Feria de Mar del Plata".

También consideró importante "el aporte que realizaron las actividades paralelas, como las jornadas de los bibliotecarios o el primer congreso del ateísmo, que se realizaron en el marco de la feria".

Asimismo el funcionario municipal afirmó que "este año la Feria despertó el interés de la provincia, lo cual quedó demostrado con la presencia del gobernador Daniel Scioli en la apertura. Este es un aspecto que trataremos que perdure el próximo año". Y destacó "el apoyo del intendente Gustavo Pulti, quien fue el principal promotor del traslado de la Feria de la carpa al Hotel Provincial".

Cabe consignar, finalmente, que la comisión organizadora de la feria también está integrada por la Universidad Nacional de Mar del Plata cuyo rector, Francisco Morea, no pudo participar de la entrevista con LA CAPITAL. Sin embargo, el resto de los integrantes aclaró que su "compromiso con la Feria es total y así quedó demostrado en las palabras que pronunció durante el acto de cierre".

Comentá la nota