Con la feria habilitada

El juez federal habilitó su juzgado para que en enero tramite la denuncia que el procurador Guglielmino presentó contra Redrado por incumplimiento y mala conducta.
La denuncia penal que presentó el Gobierno contra el presidente del Banco Central, Martín Redrado, se tramitará durante el mes de enero, según lo determinó el juez federal Norberto Oyarbide. El magistrado "habilitó la feria" para dar tratamiento a la denuncia formulada por el procurador General del Tesoro, Osvaldo Guglielmino, quien denunció a Redrado por el presunto delito de "incumplimiento de los deberes de funcionario público" y "mala conducta".

De acuerdo con las normas procesales, Oyarbide remitirá ahora el expediente al fiscal Guillermo Marijuan para que efectúe su requerimiento si es que entiende que corresponde abrir la investigación penal, tal como lo establece el artículo 180 del Código Procesal Penal. Sin embargo, esto no ocurrirá esta semana porque el representante del Ministerio Público se encuentra en Córdoba y volvería el próximo lunes, según fuentes de la fiscalía.

La denuncia penal se entabló el jueves último y fue ordenada en el mismo decreto presidencial 18/2010, por el cual la presidenta Cristina Fernández de Kirchner dispuso el relevo de Redrado al frente de la autoridad monetaria. La instrucción fue dirigida a la Procuración del Tesoro Nacional para "proceder a presentar la denuncia respectiva ante la autoridad judicial" contra Redrado. Ese organismo concentra el cuerpo de abogados del Estado, tiene jerarquía equivalente a un ministerio, está dirigido por Osvaldo Guglielmino y depende directamente de la Presidencia de la Nación.

El texto de decreto hizo referencia a la "actitud remisa del presidente del Banco Central de la República Argentina, quien públicamente ha manifestado que no ejecutaría el cumplimiento de la norma" que dispuso la creación del Fondo del Bicentenario para el Desendeudamiento y la Estabilidad". En la denuncia se recuerda que Redrado "intentó suspender y evitar" la reunión de directorio del BCRA, "invocando la inexistencia de temas para ser incorporados en el orden del día y que el tratamiento de los incluidos en carpeta no reviste el carácter de urgente".

Finalmente, el decreto presidencial sostuvo que "quien debe ocuparse por el cumplimiento de las normas se niega a aplicarlas, y además trata de entorpecer o desconocer la acción de Directorio de la entidad, siendo ello inadmisible".

El viernes, Redrado fue restituido a su cargo de titular del BCRA por la jueza en lo contencioso administrativo federal María José Sarmiento en una resolución que fue apelada por el gobierno nacional ante la Cámara del fuero

Comentá la nota