Fepasa, "campo de batalla" de una interna sindical

Así lo aseguró el Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), que además expresó su "alta preocupación" por la situación que viven los frigoríficos de Concepción del Uruguay. El rol del detenido Paredes.
El Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA) expresó su "alta preocupación" por la situación que viven los frigoríficos de Concepción del Uruguay.

A través de un comunicado enviado a LA CALLE, el CEPA denunció que la empresa Fepasa, que es socia, "está siendo utilizada como campo de batalla, para dirimir una interna sindical entre un delegado gremial, el Sr. Manuel Paredes (expulsado del Gremio) y el Sindicato de la Carne de Concepción del Uruguay".

Además, advirtió que "estos enfrentamientos generaron acciones de intimidación hacia la Empresa y para con los trabajadores, coartando la libertad y el derecho a trabajar y afectando a través de cortes de rutas y caminos a otras empresas avícolas de la Ciudad, lo que motivó diversas denuncias en el fuero laboral y penal".

Finalmente, CEPA aseguró que "la paritaria salarial nacional está vigente y discutiéndose la segunda etapa de la misma, que tendrá vigencia entre el 1º de Octubre de 2009 y el 30 de Abril de 2010, entre CEPA y la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados".

Paredes, muy influenciable

Por otro lado, el secretario del Sindicato de la Carne de Concepción del Uruguay, Sergio Vereda, atribuyó la detención de Willy Paredes a que hay "un grupo de gente que lo llevó a hacer estos hechos", según publicó Diario Junio. Consultado sobre el grupo de gente al que hizo referencia, dijo: "acá unos días antes se había formado una agrupación entre ATE, Agmer y otro gremio".

"Esa gente medio que lo quería usar como punta de lanza al compañero Paredes", dijo el gremialista. "Yo no dudo que era una persona que iba al frente pero lo metieron en error tras error. Yo sé que los aprietes de la gente era de la gente que estaba atrás de él", dijo Vereda. "El nunca apretó personalmente salvo lo que denunció Fepasa", agregó.

Para el sindicalista, el grupo que se mueve detrás del dirigente detenido "le dio manija" a Paredes. "Son dirigentes de afuera que no tienen nada que ver con el Sindicato de la Carne que tiene ambiciones políticas y son de otros gremios", expresó.

Más adelante, Vereda explicó que el reclamo de $ 600 no remunerativos como suplemento salarial -una de las reivindicaciones de los manifestantes que cortaron los accesos a "La Histórica"- no correspondía que sea encabezado por un delegado. "Tenemos firmado un acuerdo hasta el mes de septiembre. En la primera quincena de octubre estaríamos cobrando la quincena con el aumento que estamos por arreglar ahora", indicó.

El acuerdo es negociado entre el Sindicato de la Carne y el CEPA, que agrupa a los productores argentinos de carne de aves. "De ahí sale el acuerdo que se aplica en todo el país. Después de ahí el acuerdo nacional que a nosotros no nos guste o que queramos pedir un ajuste más es distinto", arguyó.

Comentá la nota