FEMER SOSTUVO QUE LAS DIFICULTADES CON LAS TARJETAS DE IOSPER SON SUPERABLES Y ANTICIPO QUE PEDIRA READECUACION DE VALORES

El presidente de la Federación Médica de Entre Ríos (Femer), Ariel Rodríguez, indicó en declaraciones a APF que las dificultades planteadas por el Círculo Médico de Paraná a la implementación de la tarjeta electrónica para atender prestaciones del Iosper son superables • Recordó que sigue vigente el sistema tradicional de las órdenes y remarcó que ningún afiliado va a quedarse sin prestación • También adelantó que, si existe aumento de haberes en 2010, la Federación pedirá una readecuación de los valores de las prestaciones.

El titular de la Femer estimó que el nuevo método implementado por la obra social provincial "puede tener algunas dificultades de implementación, pero, por la convivencia de los sistemas, esto no significa que el afiliado pueda no ser atendido. Creemos que se van a poder resolver", las dificultades, estimó.

"Si por las razones que fuera, un profesional opta por no adecuarse a esta situación, tiene el viejo sistema de retiro de órdenes. Esto fue expresamente solicitado por nosotros para evitar lo que se está planteando en este momento, que se produce cada vez que se quiere introducir cambios en un sistema", dijo.

"Desde el inicio, cuando fuimos informados de la implementación, la Federación planteó que se contemple la convivencia" del sistema manual y del electrónico, recordó.

El Círculo Médico de Paraná había formulado quejas a la implementación de las tarjetas, alegando que había existido falta de comunicación y que el costo de la adecuación recaía en los bolsillos de los profesionales.

El nuevo sistema, que es "absolutamente voluntario", recalcó Rodríguez, trae "ventajas interesantes para los médicos que quieran implementarlo" por lo que vaticinó que habrá una gran adhesión.

Dentro de los pro que tendrán los galenos, está que el afiliado volverá a pagarle el coseguro en el consultorio produciendo "un prefinanciamiento, si se quiere, porque el paciente está pagando (al profesional) un porcentaje del valor que se le reconoce por la consulta" y también la situación que se da en algunos lugares de los departamentos, donde el afiliado entrega después la orden al médico.

Rodríguez comentó que la Femer había propuesto a la obra social que el nuevo sistema de tarjeta se comience a implementar en localidad más chicas de la provincia, pero la respuesta del Iosper fue que los equipos técnicos están en Paraná. "Puede ser que no haya habido la comunicación suficiente", tal como lo planteó el Círculo, reconoció luego.

De igual modo, consideró que la habilitación del PIN (clave de acceso) de la tarjeta puede traer aparejado también dificultades. "Esto puede llevar un poco más de tiempo, pero no entorpece" la puesta en marcha de las tarjetas magnéticas, definió.

El titular de la Federación indicó que los demás entes locales que agrupan a los médicos de la provincia no han elevado quejas, y trajo a colación que cuando se discutió la implementación de las tarjetas en el Consejo Directivo de la entidad "no hubo objeciones de ningún Círculo, incluido el de Paraná. Cuando se empieza a implementar, hay algunas dificultades que, entiendo, se pueden salvar. Pero no es un factor retardatorio para que el afiliado al Iosper se quede sin atención", remarcó.

Asimismo, estimó que quienes tienen los recursos podrán implementar el nuevo sistema de inmediato. Los que no, podrán proseguir con el manual hasta que puedan, progresivamente, adaptarse.

Por otro lado coincidió con el planteo del Círculo médico de Paraná en la necesidad de revisar la carga del 2% para gastos administrativos que el Iosper descuenta actualmente. "Es probable que haya que redefinir el costo administrativo que nos cargaron a los prestadores. Es algo que podemos charlar a propósito de la implementación del nuevo sistema", consideró.

• Readecuación

El convenio de prestación que vincula a los médicos de la provincia con el Iosper viene desde marzo del año pasado con "una prórroga de hecho", graficó Rodríguez. El acuerdo establece que, si no hay denuncia de las partes, continúa de manera automática aún cuando haya finalizado el plazo original, comentó.

"Nuestra voluntad es que, además de la implementación del sistema, tenemos que discutir (con las autoridades de la obra social) el nuevo marco arancelario. Seguramente, será cuando haya algún tipo de incremento en los haberes de la administración pública provincial, entendiendo que el Iosper de esta manera tendrá más recursos".

El instituto se financia con el aporte del personal de la administración provincial, municipal y de entes autárquicos y también del aporte que realiza el Estado como patrón en base a un porcentaje de los sueldos. Por eso, si se producen reajustes en las remuneraciones "es lógico que se aggiornen los valores (de las prestaciones) que han sufrido depreciación", argumentó.

Esto ya ha sido planteado y acordado internamente en la Federación, indicó por último Rodríguez.

Comentá la nota