Fellner: "Si llamo a sesión, Kirchner me echa"

Con una frase brutal, el presidente de la Cámara de Diputados, se sinceró con los peronistas disidentes y dejó al descubierto que el ex mandatario traba las negociaciones con la oposición para tratar en el Congreso los decretos con que Cristina liberó las reservas del BCRA y echó a Redrado.
Mientras los diputados del PJ disidente en una reunión informal intentaban convencer al presidente de la Cámara Baja, Eduardo Fellner, de convocar a una sesión especial para que el Congreso debata los decretos con que se liberaron las reservas del Banco Central y se echó a Martín Redrado del frente del organismo, una frase de sinceridad brutal salió de boca del kirchnerista: "Con ustedes tengo buena onda, pero si llamo a un sesión para tratar esto, el Loco me echa", les dijo, según el diario Clarín.

"El loco" es Néstor Kirchner, su jefe político. Así se lo llama en el PJ, mitad en serio, mitad en broma. Los porcentajes cambian para un lado y para el otro siempre dependiendo de quién difunda del apodo.

Según dejó entrever en sus conversaciones con los opositores, Fellner estaría dispuesto a que la Cámara baja sesione para tratar los últimos dos DNU de Cristina. En una posición similar se encontrarían el jefe del bloque oficialista en Diputados, Agustín Rossi; y su par del Senado, Miguel Pichetto. Jamás lo aceptarán de manera informal mientras la orden de la Quinta de Olivos sea la contraria.

Entre muchos otros, quienes se comunicaron con Fellner fueron el diputado de PRO Federico Pinedo; y Elisa Carrió, de la Coalición Cívica. Con ellos el presidente de Diputados cuidó las formas más que frente a sus interlocutores del PJ: "No estoy en condiciones de convocar a una sesión porque no existe el consenso suficiente en el bloque oficialista", les dijo, según pudo reconstruir Clarín.

No es la primera vez que el diputado Néstor Kirchner obliga a sus jefes legislativos a romper una salida negociada con la oposición: así lo hizo en su primer día como legislador, cuando hizo explotar un acuerdo al que se había llegado con los opositores para elegir las autoridades de la Cámara.

Comentá la nota