Félix toma distancia de Jaque, Bermejo y la estrategia peronista.

Criticó la promesa de seguridad de 2007. Desde su entorno y el del maipucino cruzan reproches por el protagonismo electoral.
A medida que pasan las horas y se acerca el día de los comicios, crecen las diferencias internas en el peronismo. Mientras el candidato a senador nacional, Adolfo Bermejo, recorría ayer la Zona Este, Omar Félix, que se postula para diputado nacional, se distanció públicamente del gobernador Celso Jaque y desde su espacio político admitieron fuertes roces por la estrategia electoral que propusieron los azules, el ala con más poder en el partido.

"Yo nunca hubiese hecho una promesa de ese tipo, pero sí creo en lo mucho que se está haciendo. Es como prometer que la situación del país se cambia en tres días", dijo ayer Félix a radio Nihuil en referencia a la promesa que Jaque hizo, en la campaña electoral de 2007, de bajar el delito 30% durante los primeros seis meses de gobierno.

Un día antes, Bermejo había pedido en Malargüe "un triunfo" para "el Celso", a quien reconoció el domingo en una entrevista publicada por Los Andes como su "jefe político".

Félix espetó la polémica frase un día después de haber derribado una imposición del operador político y líder del sector azul, Juan Carlos Mazzón, quien había bajado la orden de que los candidatos justicialistas no debían participar del debate que se hará por Canal 7 esta noche. Félix aseguró que iría a la cita televisiva y Bermejo se vio obligado a seguir sus pasos.

Pero sus declaraciones también levantaron polvareda porque el lunes dejó en claro que no está dispuesto a acompañar a su compañero de fórmula por la caravana que está haciendo por la provincia. En San Rafael, de donde es intendente, Félix sólo se acopló durante una hora a la recorrida.

"Nosotros no estábamos de acuerdo con hacer una caravana durante cuatro días. Lo dijimos y propusimos que la caravana fuera sólo el jueves, pero no fuimos tomados en cuenta", lanzaron desde el entorno de Félix. Pero las desavenencias parece ser más profundas.

"Al Omar nadie le va a dar órdenes, no recibimos órdenes de nadie, ni somos empleados de nadie", dijo un dirigente sureño que pidió reserva de su nombre, marcando de esta forma distancia con los azules, el espacio político al que pertenece Bermejo.

El otro motivo que esgrimen desde el Sur para separarse de la estrategia que imponen en el partido es que, según confiesan, "ha existido un intento de esconder a Félix en la campaña". Como ejemplo ponen que en la cartelería de campaña que hay en las calles del segundo y del tercer distrito "no hay ni un cartel en el que aparezca Félix solo".

Ante la consulta de este diario, Bermejo trató de bajarle el tono a la polémica. "Está perfecta la relación con Félix", dijo mientras salía de una reunión con productores en Junín que había organizado el ex intendente Dante Pellegrini.

"No creo que Félix salga menos en los carteles del segundo y tercer distrito. En el Sur hay mucha presencia suya porque él es más fuerte ahí. Por ahí puede ocurrir lo mismo conmigo aquí, pero no hay nada intencional ni tampoco existe enfrentamiento", explicó el maipucino con su estilo poco confrontativo.

En tanto, desde su entorno confiesan que existe malestar por la ausencia del intendente sanrafaelino en la campaña. Además, sospechan que en el Sur se escondió cartelería que mandaron los azules para que sea colgada en las calles de los tres departamentos.

Por esa razón, explican, en el cuarto distrito Bermejo no visitó las sedes partidarias como lo hizo en muchos de los departamentos. "Con Félix estará todo bien, pero hasta el 28",sostuvo otro maipucino.

El intendente de Las Heras, presidente electo del PJ y también jefe de la campaña, Rubén Miranda, negó diferencias entre los candidatos. Sin embargo, sostuvo: "Desde un principio habíamos acordado que los candidatos iban al debate televisivo. Creo que fue Patricia (por la diputada nacional Fadel, otra referente azul y coordinadora operativa de la campaña) quien mandó una carta al Canal 7 diciendo que no íbamos".

"Vamos a ganar el domingo"

Lejos de las disputas internas, Bermejo llegó anoche a Maipú, el departamento donde es intendente hace 12. Con una caravana y una recepción de la militancia en la plaza departamental, el candidato concluyó un recorrido que duró dos días y en donde abarcó el Sur y el Este.

"Quiero pedirles que pongan todo el esfuerzo y agradecerles a Livia (Sandes) y Cristina (Pérez) -candidatas a senador y diputada nacionales- por haberme acompañado durante estas horas. Vamos a ganar estas elecciones", lanzó Bermejo, obviando así a Félix, mientras la militancia lo aplaudía y comenzaba a entonar la marcha peronista.

La jornada había comenzado por la mañana en La Paz, continuó por Santa Rosa, Rivadavia, Junín y San Martín en donde fue recibido por el intendente Jorge Omar Giménez.

Comentá la nota