Sin Félix, Bermejo vaticinó un triunfo para el domingo.

Acompañado por los intendentes, hizo el acto de cierre en Godoy Cruz.
Con paso firme, el candidato a senador nacional por el PJ, Adolfo Bermejo y los intendentes justicialistas avanzaron ayer hasta a unos pocos metros antes de la Municipalidad de Godoy Cruz, donde gobierna el cobista Alfredo Cornejo; con ese edificio de fondo improvisaron el acto de cierre de campaña desde arriba de una camioneta.

Los jefes comunales apuntaron como nunca antes contra el Vicepresidente Julio Cobos, a quien llamaron "traidor". El ausente volvió a ser el candidato a diputado nacional, Omar Félix, que no participó del acto ni de la caravana de ayer porque debía asistir a una entrevista televisiva.

"El domingo nos vamos a juntar a festejar porque vamos a ganar", lanzó Bermejo enardecido ante 300 militantes que se apostaron para esperarlo. A su lado, los intendentes lo abrazaron y también tomaron la palabra. "Viva Perón, le vamos a ganar al Cobitos ese, le vamos a ganar a ese traidor de Cobos. El pueblo de Mendoza no se banca a los traidores", gritó el intendente de Guaymallén, Alejandro Abraham, mientras subía el calor popular.

Su par de San Martín, Jorge Giménez, habló en el mismo tono: "La coherencia es un valor, nosotros no ocupamos un cargo de vicepresidente para tentar el voto popular".

En el escenario también se ubicaron los intendentes Rubén Miranda (Las Heras), Sergio Salgado (Santa Rosa) y Roberto Righi (Lavalle). Muy cerca estaban los "enviados" del gobernador Celso Jaque, los dos ministros con perfil político: Mario Adaro (Gobierno), y Francisco Pérez (Infraestructura) y el secretario Guillermo Carmona (Medio Ambiente) además de Silvia Ruggeri (Desarrollo Humano), que ha sido funcionaria de Bermejo en Maipú.

Cuando caía la tarde, Godoy Cruz se convirtió en la última parada de una caravana que incluyó desde el lunes pasado a todos los departamentos mendocinos. Se trató de "La Caravana de la Justicia social", como fue bautizada ayer por la voz que salió de un autoparlante en Las Heras, un bastión peronista.

Bermejo, junto a las candidatas a legisladoras nacionales, Livia Sandez y Cristina Pérez distribuyeron saludos a los vecinos que los esperaron en las veredas para conocerlos cara a cara. El intendente Miranda se sumó a la caravana, como lo hizo el resto de los intendentes cada vez que Bermejo pisó una comuna gobernada por el justicialismo.

Lejos de ese clima cordial, Félix volvió a marcar la cancha ayer y sorprendió a su partido como durante toda la semana. Visiblemente distanciado de los azules, a los que pertenece Bermejo, sólo apareció cuando la caravana ingresó a Guaymallén, un departamento administrado por Abraham que es un intendente aliado suyo Apenas pasó el límite de la comuna más poblada con Capital, se bajó velozmente de la camioneta y no volvió a salir a escena.

"Esta noche (por ayer) tengo una entrevista con (el canal de TV sureño) Telesur y no puedo faltar", sostuvo Félix ante la consulta de Los Andes. El sanrafaelino generó rispideces internas por haber aceptado ir al debate que hizo canal 7 el miércoles, pese a que Bermejo se negaba, además de casi no haberse mostrado durante la campaña con el candidato a senador.

"Con Adolfo está todo perfecto. Hay cortocircuitos y diferencias de opiniones con algunas cuestiones vinculadas a la organización de la campaña", subrayó con ánimo de minimizar las desavenencias.

El domingo, según sostuvo, compartirá el búnker con el resto de los candidatos. "Me imagino el 29 con mucha alegría", dijo sobre el día después.

Comentá la nota