Felipe Solá en Zárate: "no hay un solo peronismo, hay otro que no quiere votar por Kirchner, quiere algo distinto"

El segundo candidato a diputado nacional por el frente Unión PRO en la provincia de Buenos Aires, Felipe Solá, realizó ayer una caminata por el micro centro de la ciudad en el contexto electoral.
El ex gobernador, optimista, sostuvo que esperan resultados a favor el próximo 28 de junio porque existe un peronismo que no se siente representado por el kirchnerismo. También se refirió al adelantamiento de las elecciones, la relación con su socio político Francisco De Narváez, quien encabeza la lista de candidatos que secunda, y a la campaña del ex presidente basada en anuncios de obra pública con fondos nacionales.

Solá arribó a Zárate -ciudad que visitó por última vez en 2006, cuando aún era gobernador alineado al por entonces presidente Néstor Kirchner- junto a su principal referente en la segunda sección electoral, Ismael Pasaglia. Alrededor de las 17.45, en Rivadavia y Justa Lima inició un recorrido a pie junto a los candidatos locales de su fuerza política, entre ellos Silvia Baccino, Alberto González y Carlos Salomón.

En su recorrido hasta el café Carlos I, donde realizó una conferencia de prensa, mantuvo contacto con los vecinos de la ciudad, quienes además de saludarlo, aprovecharon para manifestarle sus inquietudes.

Hoy, dentro del llamado peronismo disidente y animado por el sondeo de opinión que viene realizando desde que inició la campaña, Solá dijo que en general "vamos a hacer una buena elección en todos lados" y sostuvo que están preparados para enfrentar la estructura con la que cuenta el primer candidato del Frente Justicialista para la Victoria. "Vamos a enfrentar a todo el aparato del gobierno, a intendentes justicialistas y a los que se han plegado al kirchnerismo", expresó, "no hay un solo peronismo, hay otro que no quiere votar por Kirchner, que quiere algo distinto, por eso esperamos una buena elección en Zárate".

Para el candidato, el adelantamiento de las elecciones, más allá de los argumentos dados desde el oficialismo, "fue una jugada para que la oposición tuviera menos tiempo para agruparse y prepararse" y "la primer estratagema para escapar de una derrota".

En ese sentido, confiado, le habló al electorado en general. Dirigiéndose a los indecisos y a quienes se encuentra más que nunca descreído de la política, dijo que "deben sentirse libres a la hora de votar porque no es el caos votar en contra del gobierno, de ninguna manera se va a alterar la república, en todo caso se dará una vuelta de tuerca para que empecemos a recomponerla". Además, indicó que "el destino común depende de la política, por eso las elecciones son importantes, el día que entramos al cuarto oscuro es el único día en el que todos valemos uno y no podemos desperdiciarlo para nada".

¿INTERNA CON DE NARVAEZ?

Los principales candidatos bonaerenses de Unión-PRO, Francisco de Narváez y Felipe Solá, acentúan sus visitas al interior por separado y eso ha dado mucho de que hablar en torno a la posible interna dentro del acuerdo político que, incluso, habría comenzado durante el armado de las listas.

"Conozco muy bien esta provincia, fui gobernador por seis años y puedo caminarla solo sin problemas, aunque sea el número dos", dijo el ex gobernador al ser consultado por la relación con el candidato que lidera la nómina de Unión PRO, "por ahora el interior de la provincia lo voy a hacer solo, mañana (por hoy) me reúno con De Narváez y ahí vamos a ver como encaramos el último mes de campaña, dónde vamos a estar juntos y dónde no, lo mismo que con Macri (su otro socio político), la provincia es muy grande y para cubrirla es conveniente que nos dividamos, mucho se ha hablado de eso, pero la verdad es que no hay ningún problema, hablamos cuando queremos".

SOLÁ: EL INTENDENTE TENDRÍA QUE LEER LA LETRA CHICA

Anoticiado de la visita del ex presidente Kirchner a Zárate y su relación con el intendente Osvaldo Cáffaro, Solá también hizo referencia a lo que considera un abuso de anuncios de obras públicas con fondos federales en campaña.

El candidato, quien indicó que la situación se da con mucha más frecuencia en el interior, aconsejó al mandatario municipal a leer la letra chica de los convenios firmados con el gobierno nacional y dijo que no habría que subestimar a la población."En el convenio que firma el intendente hay una llamada abajo, la letra chica, donde dice que todo lo anunciado está supeditado a la disponibilidad de fondos públicos del momento", expresó el ex gobernador advirtiendo la posibilidad de que las la inversión de 410 millones de pesos para Zárate quede inconclusa. "Son intenciones", agregó, "¿no les parece llamativo que anuncie millones de pesos por todos lados?, es un abuso de anuncios de obra pública en campaña, igualmente, la gente no es tonta, demasiado anuncio suena raro y cuando la limosna es grande hasta el santo desconfía".

Comentá la nota