Felipe Solá propone “una gran AFJP estatal”

El diputado justicialista señaló por Continental que “a los afiliados del sistema privado que pasen al estatal se les debe informar cada tres meses cómo se están administrando sus fondos”.
En Magdalena Tempranísimo, apoyó que los fondos previsionales sean administrados por el Estado, pero consideró que el modo en que se intenta lograr esto “genera un sentimiento de despojo, que nueve millones de personas dejen de ver el dinero que acumularon en sus cuentas de capitalización”.

En este sentido, el ex gobernador bonaerense rechazó que se haya tomado esta decisión “por sorpresa, sin evaluar las consecuencias de la medida y habiéndole dado excusa a la Justicia de los Estados Unidos para que embargue los fondos depositados en ese país como pago de la deuda a bonistas” de los fondos buitres.

“Hay un consenso en general sobre la necesidad ante todo de proteger de futuros vaivenes a las jubilaciones, y sobre la conveniencia, en este sentido, de que sean estatales. La experiencia ha sido mala. Pensamos que si hay nueve millones de personas que están afiliadas y fueron invitadas a pasar a reparto, pero no pasaron, algo ocurre ahí”.

Y pidió, consiguientemente, que las cuentas estatizadas “mantengan su individualidad: la ley es excesivamente paternalista al obligarlos a pasar a un sistema donde la cuenta que ellos veían cada tres meses deja de tener individualidad. El sentimiento de despojo existe. La forma de solucionar esto es que pasen con sus cuentas individuales y que haya una especie de gran AFJP estatal que conviva con el sistema de reparto. Que haya un sistema solidario, pero que siga siendo informado cada dos o tres meses de cómo está su cuenta”, remarcó Solá.

Lamentó que en este tema sean “tres personas las que deciden por todos los argentinos”.

Además, explicó algunas particularidades que influyen en el sistema previsional: “en el 60% de los hogares, el miembro principal no aporta”, es decir, trabaja en negro o es desocupado.

Comentá la nota