Felipe Solá lanza su proyecto presidencial para el 2011 en Luján.

El acto, que sus organizadores descuentan tendrá "un fuerte contenido peronista" no contará con la presencia de Francisco De Narváez, a pesar de que reside cerca de esa ciudad.
Con un acto en Luján que contará con un "fuerte contenido peronista", el diputado electo por Unión PRO Felipe Solá, pondrá en marcha hoy su proyecto presidencial de cara a las elecciones nacionales de 2011.

Y a pesar de encontrase a poca distancia del lugar, no estará presente en el mitín el máximo referente de la lista ganadora en las elecciones de junio pasado en Buenos Aires, Francisco de Narváez -quien reside en Luján- ni tampoco su otro socio político

Mauricio Macri, que seguirá el discurso desde la Capital Federal.

La cita será en la sede del Sindicato de Trabajadores de la ciudad del interior bonaerense y su discurso "va a tener un fuerte contenido peronista", según pudo saber Noticias Argentinas.

El ex gobernador bonaerense aclarará que "no fue a las elecciones para instaurar una opción de derecha sino que fue el que ganó para recuperar una opción que promueva el trabajo sustentable, el consumo y la inversión y termine con el clientelismo".

Palabras más, palabras menos, Solá buscará en su mensaje poner distancia del líder del PRO y de su par en la Cámara baja nacional, con quienes mantiene una pelea de fondo desde casi el inicio mismo del frente que instrumentaron para derrotar al ex presidente Néstor Kirchner, aunque descarta por el momento romper vínculos.

Confirmada su estrategia legislativa de mantenerse separado del bloque Unión PRO después del recambio en el Congreso después del 10 de diciembre, la iniciativa servirá para despejar dudas entre los propios y atraer a los peronistas desencantados del kirchnerismo.

La aspiración del bonaerense es ponerse al frente de la alternativa justicialista y, sin hacer un anuncio formal, largar primero en la carrera por el sillón de Rivadavia en 2011.

La primera carta será puertas adentro y luego de haber conseguido que De Narváez lo considerada presidenciable en un acto conjunto en La Plata días atrás, ahora buscará elevar su perfil e intentar así ganarle terreno a Macri, su competidor en dentro del espacio.

Con esta premisa, Solá va a plantear en su discurso que "al modelo kirchnerista no se lo reemplaza con vueltas a la derecha ni con nostalgias neoliberales, sino con un modelo nacional que pueda y busque hacerse popular".

Además pedirá que se "apoye la producción y se busquen acuerdos permanentemente" y destacará que "en lugar de gritar y tratar de producir miedo busque una armonía perdida entre sectores y clases sociales".

"La política está para evitar el miedo", será una de las frases que utilizará en su discurso que cerrará el plenario de dirigentes felipistas que se congregarán en Luján.

El ex gobernador bonaerense buscará reunir a unas 1.500 personas en el cónclave que sesionará desde la mañana con nueve mesas de debate. Solá al mediodía para escuchar las conclusiones del encuentro y se estima que a las 15.30 emita sus palabras en el acto central, donde se mostrará sin padrinos ni socios políticos.

Comentá la nota