Felipe Solá: "No voy a apoyar una candidatura a Presidente de Macri"

Felipe Solá: "No voy a apoyar una candidatura a Presidente de Macri"
El electo diputado de Unión-PRO adelantó que no apoyará al jefe de Gobierno porteño en 2011 si este decide ser candidato en las presidenciales porque "el país de Macri es distinto al que yo imagino"
El diputado justicialista electo por Unión-PRO Felipe Solá reiteró su "compromiso" de trabajo con Mauricio Macri y Francisco de Narváez, aunque aclaró que no apoyará la posible candidatura presidencial del jefe de gobierno porteño y que tiene una relación "intermitente" con su colega del PJ disidente.

"No voy a poyar la candidatura de Macri porque el país de él es distinto al que yo imagino, pero tiene buena voluntad y buena fe", dijo, para luego aclarar que "puede que tengamos un buen debate y nos respetemos, y no será malo".

Respecto a su relación con su otro socio política, Francisco de Narváez, reconoció que mantiene una relación "difícil" e "intermitente" como una "luz de giro", porque a veces "prende" y otras "no". "Tiene su carácter y yo tengo el mío, pero el compromiso de trabajar juntos está y no se va quebrar", prometió.

Solá expresó también que está "decidido" a competir por la primera magistratura del país, inclusive bajo el sistema de elecciones internas que contempla el proyecto de reforma política, y en ese sentido elogió a Eduardo Duhalde por anunciar que "dará la batalla" en el justicialismo. "Es correcta la respuesta de Duhalde de que dará la batalla. Aunque (la reforma política) es una mala ley, me parece inteligente pelear en el terreno que quieran", dijo.

Finalmente, sobre la reforma política que pretende llevar adelante el Poder Ejecutivo fue muy crítico porque, en su opinión, "es una ley que establece un verticalismo muy fuerte, fortalece la obligatoriedad de que el Ejecutivo sea lo más importante, favorece a los partidos grandes y deja en el Ministerio del Interior las alzas y bajas de los padrones". "Es una ley estatista y dura respecto de la propaganda – añadió –, no deja grados de libertad y la conducción y la forma que se le dan a los espacios de propaganda es absurda".

Comentá la nota