Felipe Cía anticipó que renunciará al TSJ

Lo comunicó en la reunión de ayer de la Magistratura. No le puso fecha, pero tiene listo el trámite jubilatorio.
NEUQUÉN (AN)- El vocal Felipe Eduardo Cía, uno de los que llegó al Tribunal Superior de Justicia de la mano del ex gobernador Jorge Sobisch, se jubilará en las próximas semanas. Así lo adelantó ayer en la reunión del Consejo de la Magistratura, organismo que él preside.

No fue posible ubicar al vocal para tener su confirmación. Se trata de uno de los magistrados que menos habla con la prensa.

Su salida le abre al gobernador Jorge Sapag la oportunidad de cubrir una cuarta vacante en el Tribunal Superior de Justicia.

Desde comienzos de año se especulaba sobre la jubilación de Cía porque había trascendido que tenía muy avanzados los trámites. Ahora los habría completado y por eso les trasmitió ayer a los consejeros que entre diciembre y enero dejará el cargo.

En cambio en el Tribunal Superior no se tenían ayer precisiones sobre el tema. "Supongo que nos comunicará algo en el acuerdo del miércoles", indicó uno de los vocales consultados por "Río Negro".

Confirmó que "tiene los trámites prácticamente listos, lo cual no quiere decir que se vaya a jubilar de inmediato", aclaró. Otra fuente aportó: "últimamente viene poco por acá" en alusión a la sede del tribunal.

En tanto un integrante del Consejo de la Magistratura consultado por este diario dijo que "en la reunión de hoy (por ayer) Cía nos comentó detalles del estado de su trámite jubilatorio. No puso fecha a su retiro pero lo mencionó".

La noticia corrió con rapidez entre magistrados y abogados, que dieron por hecho la renuncia de Cía antes de fin de año. "Habrá que ver si se toma las vacaciones adeudadas o las cobra, como hicieron todos los vocales que se jubilaron antes que él", indicó un abogado cercano al gobierno.

Cía llegó al TSJ impulsado por Sobisch en febrero de 2005. Su padrino político habría sido Jorge Brillo, por entonces asesor General de la Gobernación.

No impidió su postulación la sanción que había recibido por entrometerse, cuando era fiscal, en un expediente ajeno: el de los ATN.

En 2005 el trámite de designación de los vocales era sumamente oscuro y dependía prácticamente de la voluntad exclusiva del gobernador y de su bloque de diputados.

A Cía lo votaron en sesión secreta 17 legisladores del MPN, 5 menemistas-sobischistas y el justicialista Enzo Gallia. Su postulación no fue consultada con el Colegio de Abogados, como marcaba la ley. En 2006 fue presidente del TSJ y estalló un escándalo cuando se distribuyó en forma anónima una pericia psiquiátrica que le habían practicado años antes.

A partir del momento en que Cía efectivice su renuncia empezará a correr el plazo de 60 días que tiene el gobernador Sapag para proponer a un reemplazante. Por la vigencia del llamado decreto de autolimitación, la sociedad podrá opinar sobre las cualidades del candidato que postule.

Comentá la nota