Felices le apuntó a los bolicheros de Alem: "No entiendo esta histeria", afirmó

Así lo afirmó la Defensora del Pueblo Adjunta, Mónica Felices, salió al cruce de las acusaciones realizadas por parte del titular de la Cámara de Restaurantes, Bares y Afines, Pablo Villar, al ocupar la Banca 25 del Concejo Deliberante.
"Si él entiende que tengo falta de seriedad y que no cumplo con mis deberes de funcionario público, debería haberse presentado ante la Justicia ; es más, si no lo hizo, voy a ir yo porque es muy fácil hablar muy livianamente de una persona", afirmó.

En diálogo con FM 99.1, la funcionaria dijo que "tenemos desde hace mucho tiempo un diagnóstico y por eso empezamos a tomar vista de los expedientes que tenían que ver con las habilitaciones y construcciones de todos los establecimientos gastronómicos" en Alem.

En esa línea, explicó que se llegó a la presentación de una recomendación ante el HCD "porque entendemos que hay varias cuestiones administrativas que revisar, como el faltante del contrato de locación dentro del expediente cuando pidieron la habilitación y el factor de ocupación que según las medidas que dan los planos y el informe de los Bomberos no coincidiría, por ejemplo".

"Tenemos una gran preocupación por la seguridad de las personas y por eso hablamos de cumplir la normativa vigente, un artículo o una ordenanza", apuntó más adelante.

Asimismo, advirtió que "esta no es la primera recomendación que la Defensoría del Pueblo hace" y por ende, "no entiendo esta histeria" por parte de los comerciantes de Alem. Y ratificó que la presentación de recomendaciones no vinculantes "están dentro de nuestras funciones".

A su vez, Felices consideró que "lo malo de esto fue haber utilizado la Banca 25 para desacreditar a un funcionario, a las instituciones y diciendo que no hay legislación en referencia al Concejo Deliberante cuando en realidad hay mucha".

Y cuestionó que se haya "montado un escenario para victimizarse, diciendo que se los trata de delincuentes cuando están trabajando y que yo tengo una especie de interés en todo esto".

Ya en relación a las duras declaraciones del presidente de la Cámara de Restaurantes, Bares y Afines (CARBA), Pablo Villar, aseveró: "Si él entiende que tengo falta de seriedad y que no cumplo con mis deberes de funcionario público, debería haberse presentado ante la Justicia ; es más, si no lo hizo, voy a ir yo porque es muy fácil hablar muy livianamente de una persona".

"Este señor que hablar de poca seriedad, si es un ciudadano comprometido, tendrá que ir a la Justicia como cualquier persona que denuncia que hay alguien en el Estado que no hace lo que tiene que hacer. Lo que no le voy a permitir es que esboce, sin haberse asesorado como corresponde, que soy irresponsable y poco seria –lo de poco profesional no me afecta porque no tengo complejo de inferioridad-, porque he probado en estos seis años los expedientes en los que he trabajado y que he ido a la Justicia cuando debí ir", indicó.

"Si él habla de persecución es porque tiene un problema que no lo tengo que tratar yo, sino otro profesional, y tiene que ver con ver algo que no existe. Está muy mal denostar a alguien de afuera porque quieran que a él le vean bien lo que está haciendo mal", disparó y subrayó: "Si el cree que con una carta documento o con una Banca 25 yo voy a dejar de hacer mi trabajo o de cumplir mi función porque me quieran poner un bozal, se equivocaron de persona; ahora soy yo la quiero que demuestren que he incumplido con mi tarea".

"Creí conveniente empezar con la nocturnidad por Alem, pero voy a seguir por Hipólito Yrigoyen, el centro y Constitución", finalizó.

Comentá la nota