Feldman: "Estamos gobernados por asesores"

La voz más filosa de la oposición cree que se perdió la figura del Jefe Comunal por el proyecto político con el vicepresidente Julio Cobos.
De pertenecer al seno íntimo del intendente Mario Meoni a ser el principal opositor. Ese viaje, casi sin escalas, hizo el concejal Adrián Feldman para convertirse en un crítico mediático y siempre filoso del Gobierno Local.

Por eso un diálogo con él significa un vendaval de críticas, aunque en sus palabras ya aparezca un "pacto social" y de lo que habría que hacer para mejorar a Junín.

Pero, antes, quiere marcar cuáles son las fallas de un Gobierno al que supo pertenecer. Es que para Feldman, los errores de Meoni no son de origen sino que están influenciados por el tiempo. "En los últimos tiempos el Gobierno Local ha extraviaron el rumbo: carece de gestión y ha aprendido los vicios de la política", define.

"Perdieron el objetivo por un proyecto político personal de Meoni. Han trabajado por el realce del intendente y esto puede jugar en contra de lo local. Debería volver a enfocarse en el vecino y no en un caballo que puede ganar o no", dice en referencia a la cercanía con el vicepresidente y opositor Julio Cobos.

Esa decisión tiene, para el concejal, un costo directo para la ciudadanía. "Se ha perdido la figura del Intendente. Estamos gobernados por un equipo de asesores", acusa.

Los episodios puntuales, como lo que sucedió con la Alianza Francesa, le permiten prolongar sus cuestio-namientos. "Acusaron a la oposición en el Concejo de no aprobar la expropiación cuando fueron los ediles oficialistas los que advirtieron sobre la ausencia de cuestiones formales", dice indignado.

"El Gobierno Local siempre se victimiza, cuando es el momento de pensar en revalorizar la ciudad. Necesitamos una política de Estado, con acuerdos", sostiene en una crítica que viene con propuesta.

Alternativas

Así empieza con las alternativas que cree pueden mejorar nuestra ciudad. "Necesitamos un pacto social que incluya a sindicatos, cultos, fomentistas y políticos. Hay que focalizar en el orden y en el trabajo, algo parecido a lo de los brasileños", elabora.

"Orden para combatir el desorden del tránsito, el abandono de los espacios públicos y los problemas de corrupción. Sufrimos por las denuncias cruzadas en el uso de fondos de la seguridad, un tema muy sensible", sostiene.

"La situación es anárquica, parecida al conurbano. Existen focos de pobreza que antes no existían. La noche es violenta: tuvimos tres episodios muy serios y parece que cualquiera tiene un arma. El entorno de la ciudad está abandonado y, en lo que refiere al trabajo, las únicas opciones son públicas", enumera.

A la hora de hablar de propuestas, piensa en el próximo presupuesto y pide una política anticíclica. También exige más abertura. "El Concejo indaga y el Ejecutivo no contesta. Así perdemos transparencia", evidencia.

"Cuando empezó la intendencia había orgullo por las visitas de instituciones como Poder Ciudadano, pero, después de una gestión larga, el puño de la información pública se ha cerrado", termina.

Comentá la nota