Feed lot: ya no pagan compensaciones

Por ciento es lo que ascienden las compras de cortes de carne barata sobre el total de la oferta.. 25 . Millones de cabezas es lo que caería el stok ganadero en 2010, desde las 60 millones de 2007.. 50,6
La apuesta de Guillermo Moreno de inundar el mercado tirando "toda la carne al asador" parece llegar a su fin. Los analistas de la cadena ganadera pronostican una caída abrupta de la oferta de ganado vacuno. Ya empezó con las vacas y novillos pesados de producción pastoril (a campo abierto), pero amenaza trasladarse a los "feed lots", la rueda de auxilio -con subsidio estatal- que aplicó el polémico secretario de Comercio kirchnerista

"Para fines de noviembre y principios de diciembre se va a sentir también la escasez de ganado de feed lot", señaló el analista del mercado ganadero, Ignacio Iriarte. Y agrega que una de las causas fundamentales es "la suspensión a partir del 10 de setiembre de los pagos de los subsidios. Es un factor adicional de incertidumbre a un negocio que sin las compensaciones estaría perdiendo entre 140 y 160 pesos por animal y por ciclo".

Este dato se notó en el Rosgan de Rosario, un novedoso remate "por televisión" que ya lleva vendidas 137.000 cabezas en su primer año de vida. Uno de sus directivos, Raúl Milano, notó "una participación menor de los feed lots, resultado de la preocupación por el atraso de las compensaciones y el riesgo de no seguir cobrándolas".

Y, como las noticias hacia adelante parecen buenas para el productor, a mediano plazo, las ventas fueron muy buenas en vacas de cría, vacas con cría al pie, vaquillonas de invernada y vacas y vaquillonas entoradas. "Algunos operadores están viendo que el stock cayó muchísimo, que lo que hoy está barato va a aumentar", explicó Milano a Clarín.

El economista y analista del mercado de carne Víctor Tonelli señaló que "la caída de la oferta para el 2010 estaría en torno a las 500 mil toneladas (12/14 kilos menos por habitante/año), lo que inevitablemente repercutirá en una suba al consumidor". "La buena noticia -dijo a Clarín-- es que los mayoristas y minoristas han acumulado un colchón de margen capaz de absorber una parte de los futuros aumentos del ganado, sin necesidad de traspasarlos a los consumidores".

Tonelli coincidió con Iriarte en estimar un aumento del 25 a 30 % del ganado en pie a principios de 2010 y un aumento del 15 % para el consumidor. El consumo promedio de carne ha sido de 70 kilos este año, contra 68 de 2008.

Comentá la nota