Federer - Roddick, final de alto voltaje en Wimbledon.

Roger Federer derrotó al alemán Tommy Haas por 7-6 (7-3), 7-5 y 6-3 y se clasificó así para su séptima final seguida de Wimbledon, y la número 20 de Grand Slam, dos récords históricos.
El domingo podrá lograr una marca aún más importante aún: ser el único de la historia con 15 títulos de Grand Slam, rompiendo así el empate a 14 con el ya retirado estadounidense Pete Sampras. Para ello, deberá vencer al estadounidense Andy Roddick.

"Es una gran oportunidad para entrar en los libros de historia. Por eso juego al tenis, por lograr algo tan grande, además de porque disfruto", dijo Federer, que el domingo además puede recuperar el número uno mundial si gana el título.

Además de con un balance a favor de 9-2, Federer llegaba a su séptima semifinal seguida en Wimbledon habiendo perdido sólo dos veces su saque en las seis previas. Y no dio una sola oportunidad en todo el partido a Haas, al que quebró en los momentos decisivos del segundo set con 6-5 a favor y del tercero con 4-3 arriba.

Federer ganó en blanco su saque y con un "smash" en el aire al estilo Sampras selló el partido.

Más tarde, el estadounidense Andy Roddick derrotó al ídolo local Andy Murray por 6-4, 4-6, 7-6 (9-7) y 7-6 (7-5).

Roddick, sexto jugador mundial, disputará su tercera final en la hierba londinense tras haber perdido ante Federer las de 2004 y 2005.

El estadounidense arruinó la ilusión de los británicos, que soñaban con que Murray acabara con una sequía de 73 años sin títulos locales en el All England Club.

"Jugué mi mejor tenis, a veces puedo hacer este tenis", dijo feliz Roddick por volver a una final de Grand Slam.

Con Federer tiene un balance de 18-2 en contra, pero Roddick mantiene la esperanza.

Comentá la nota