FEDERACION INTERAMERICANA DE ASEGURADORAS CONDENO EL TRASPASO AL ESTADO DE LOS FONDOS PRIVADOS

BUENOS AIRES, nov 6 (DyN) - La Federación Interamericana de Empresas de Seguros (FIDES) emitió un duro documento contra la decisión del gobierno argentino de estatizar los fondos jubilatorios del sistema de capitalización, y advirtió sobre "el daño que la medida causa sobre el ambiente económico de la región en un momento de crisis" como el actual.
En un escrito difundido bajo el título "Declaración de Managua", la FIDES manifestó su "preocupación por los recientes anuncios de las autoridades de Argentina, en orden a promover la eliminación del sistema de administración privada de fondos de pensiones, obligando a los trabajadores que en él cotizaron a trasladarse al sistema de reparto administrado por el Estado".

Subrayó que "la aprobación de esta medida generaría un retroceso significativo en las oportunidades que cada país debe entregar a las personas, para que ellas puedan optar por el sistema de seguridad social que mejor les garantice una pensión digna para la vejez y la libertad de tomar decisiones responsables sobre su futuro".

"El hecho que habiendo existido la posibilidad para los trabajadores de optar por el sistema que ahora se les pretende imponer obligatoriamente, y de que ellos hayan optado por no hacerlo, revela que el cambio que se pretende impulsar afecta gravemente las decisiones adoptadas libremente por los ciudadanos", puntualizó el escrito.

Asimismo, la FIDES declaró su "solidaridad con la industria previsional de la Argentina, por el negativo precedente que significaría la alteración injustificada de las normas que han regido su actividad y que impedirían la continuidad de sus actividades".

"Llamamos la atención sobre el daño que esta propuesta causa al ambiente económico de nuestra región, en momentos en que todos los esfuerzos públicos y privados deben estar orientados a prevenir la profundización de la crisis financiera y su contagio al resto de la economía", remarcó la entidad.

Reclamó "a las autoridades argentinas a no impulsar los cambios propuestos, concordando los perfeccionamientos que los distintos sistemas previsionales existentes ameriten, pero preservando su continuidad y garantizando la estabilidad en las normas que rigen los derechos previsionales de los trabajadores".

Comentá la nota