Federación Agraria decidió no cortar las rutas hasta fines de febrero

La decisión fue tomada anoche en Villaguay, en una asamblea encabezada por Alfredo De Ángeli. El 20 de febrero se volverán a reunir para definir acciones si no hay respuestas a los pedidos.
En una asamblea que reunió más de 200 productores y demandó tres horas de debate, productores de Federación Agraria Argentina (FAA), decidieron no cortar las rutas de la provincia, al menos hasta fines de febrero para no perjudicar la actividad turística. Aunque se ratificó el estado de alerta y movilización.

La asamblea, que se realizó en el Consejo de Profesionales de Ciencias Económicas de Vilalguay, estuvo encabezada por el presidente de la entidad en Entre Ríos, Alfredo De Ángeli, acompañado por el vicepresidente Juan Etcheverría, el secretario gremial Alfredo Bel y el titular de la filial local, Sergio Noir.

Hicieron uso de la palabra representantes de las distintas filiales coincidiendo en que en Entre Ríos la sequía está haciendo estragos, lo que sumado a la "ausencia de políticas agropecuarias" han conformado un combo explosivo. Si la "sequía persiste en una semana el campo se prende fuego", destacó uno de los federados.

Se conformará una comisión con el objeto de reunirse con funcionarios de la Secretaría de la Producción para gestionar que se declare a la pronvincia como "zona de desastre agropecuario". La reunión se llevaría a cabo el 19 de enero.

En la reunión en Villaguay, se leyeron notas de la Cámara de Turismo y de asociaciones de hoteleros y gastronómicos, pidiendo que no se efectuen cortes en la temporada veraniega.

En tanto, el 20 de febrero FAA se volverá para evaluar los pasos a seguir. "Estamos en período de tregua y espero que el gobierno esté a la altura de las circunstancias. Si no hay soluciones para fines de febrero, seguramente se llevarán a cabo acciones gremiales concretas", destacó De Angeli a El Día.

La Bolsa de Cereales de Entre Ríos, pidió esta mañana una audiencia con el gobernador Sergio Urribarri y se entregó un informe sobre el estado de los cultivos en la provincia.

Su presidente, Abel Sabotig, dijo a APF que la situación provocada por la gran sequía es “muy grave” y anticipó que los pronósticos son poco alentadores, por lo que, en coincidencia con lo decidido ayer por la Federación Agraria Argentina, la entidad solicitará al gobierno declare emergencia o desastre agropecuario en la provincia.

El informe hace referencia a la situación climático y la falta de agua que está afectando los cultivos. “Vemos que el tema actual es grave porque el productor va a quedar endeudado por los insumos que ha requerido a las firmas que se lo financian y además plantear la próxima campaña ya que nos preocupan los informes climáticos que tenemos para largo plazo y con qué recursos se va a contar para encararla”, explicó.

Comentá la nota