La Federación Agraria Argentina nacionalizó crisis del agro cuyano

Los dirigentes de la entidad expusieron ayer en Buenos Aires, en una conferencia de prensa, la crítica situación del sector agrícola cuyano.
En una conferencia de prensa, los dirigentes de la Federación Agraria Argentina presentaron en Buenos Aires la crítica situación del sector agrícola cuyano.

El encuentro, realizado ayer en las oficinas de la entidad en Capital Federal, contó con la presencia de medios nacionales, que conocieron las dificultades que atraviesa el agro de Mendoza y San Juan.

Según Fabián Núñez Acosta, coordinador de la FAA en Mendoza, la intención fue mostrar al país “la gran concentración del mercado y los problemas que tienen los agricultores para ubicar su producción”.

En la presentación se habló de las inclemencias que sufren la olivicultura, el damasco, la vid y otros ámbitos productivos de estas economías regionales.

Para Núñez Acosta, es necesario que “esto se conozca” ya que, como están las cosas, cerca del “30% de los productores dejarán de serlo” en breve, debido a la falta de rentabilidad.

En esto coincidió el vicepresidente de la Federación, Pablo Orsolini, quien dijo a Ciudadano que esta situación “se repite en diversas regiones del país”.

“Hace mucho que los pequeños y medianos productores tienen rentabilidad negativa”, señaló Orsolini, quien agregó que incluso muchos viñateros “no llegan a cubrir los costos de producción”.

En un mismo sentido, el segundo de Buzzi ejemplificó la cuestión con la situación del Chaco. “Se pagan $500 por tonelada de girasol, pero el flete hasta Rosario cuesta $150”, dijo, lo que implica que sólo restan $350 para afrontar los costos.

El dirigente entiende que la Nación se preocupa por los que más plata tienen. “El Gobierno atiende a las automotrices, repatria capitales y saca la tablita de Machinea, generando acciones para los que más ganan”, explicó, y sugirió “subsidiar a la producción para que los productores puedan salvar la mano de obra y los costos”.

También propuso que los gobiernos provinciales “compren la producción y ubiquen las frutas y verduras en el mercado”.

En Mendoza, Núñez Acosta indicó que “seguirán en asamblea permanente”, pero trabajarán con el Gobierno para solucionar la situación, ya pensando en 2009, “porque este año se perdió”.

Comentá la nota