Una fecha para reflexionar

Por Pablo N De Rito.

El 17 de octubre de 1945 los trabajadores irrumpieron en la escena política argentina. Se incorporaba compulsivamente un sector social desestimado hasta entonces por los factores de poder que habían decidido los destinos del país por casi un siglo.

La irrupción de los trabajadores traía una forma diferente de comprender la realidad y un nuevo sistema de valores. Aparecía un fuerza que entendía la acción de gobierno no como el servicio a las corporaciones y los intereses de grandes empresas y dueños de la tierra, sino como un medio para lograr la felicidad del Pueblo y la grandeza de la Nación. Que proponía que la economía no debía estar al servicio de los grandes capitales sino a la inversa, el capital al servicio de la economía y ‚ésta al servicio del bienestar social. Que interpretaba que el hombre se realiza en comunidad, rechazando el individualismo y promoviendo el equilibrio entre lo individual y lo colectivo.

Hoy puede observarse a la distancia que esta disputa entre dos concepciones de la vida y el poder continúan enfrentados, que los grandes medios siguen promoviendo el individualismo como modelo, el reflejo en otras culturas como forma de entendernos (antes se comparaban con Europa, ahora con EEUU) y el seguidismo a los requerimientos de los grupos económicos locales o externos como forma de desarrollo.

Aprovechemos esta fecha para reflexionar sobre estos temas, intentando abstraernos por un momento del ruido y la confusión que genera la saturación informativa (desinformante) a la que nos exponemos cotidianamente.

Comentá la nota