En febrero los taxistas podrán usar el fondo común para renovar sus autos

El dinero proviene de un canon que la Municipalidad les cobra a los que poseen más de un coche. En un principio, este beneficio será para que quienes tengan un solo vehículo puedan cambiarlo
A par­tir del mes que vie­ne, se­gún in­for­ma­ron des­de el gre­mio de ta­xis­tas, la se­cre­ta­ría de Trans­por­te re­gu­la­rá la uti­li­za­ción de un fon­do co­mún pa­ra que quie­nes po­sean un so­lo ve­hí­cu­lo pue­dan cam­biar­lo. El di­ne­ro pro­vie­ne de una cuo­ta que el Mu­ni­ci­pio les co­bra a to­dos los cho­fe­res que ten­gan más de un au­to.

"A par­tir del mes que vie­ne nos he­mos com­pro­me­ti­do con la sub­se­cre­ta­ría de Trans­por­te, y con quien la pre­si­de hoy, con el se­ñor Mén­dez, a ver el me­ca­nis­mo de uti­li­za­ción del di­ne­ro que ve­ni­mos re­cau­dan­do des­de hace 10 me­ses, o sea que ya te­ne­mos un di­ne­ro im­por­tan­te. Cal­cu­la­mos que apro­xi­ma­da­men­te 800 per­mi­sio­na­rios es­tán apor­tan­do pa­ra ese fon­do", ase­gu­ró Ru­bén Tre­jo, se­cre­ta­rio gre­mial de Ta­xis­tas Uni­dos.

Asi­mis­mo, ex­pli­có que la idea par­tió por­que los cho­fe­res no po­dían ac­ce­der a cré­di­tos blan­dos por me­dio de ban­cos pú­bli­cos ni pri­va­dos. "No­so­tros, des­de ha­ce mu­cho tiem­po, ve­ni­mos pre­go­nan­do pa­ra po­der con­se­guir cré­di­tos blan­dos, lo cual nun­ca he­mos po­di­do lo­grar ni si­quie­ra por la Na­ción; y a tra­vés de la Pro­vin­cia sa­lían al­gu­nos cré­di­tos pe­ro eran inac­ce­si­bles pa­ra no­so­tros por­que la do­cu­men­ta­ción que nos re­que­rían no la lo­gra­mos te­ner to­tal­men­te pa­ra po­der ob­te­ner es­tos au­tos nue­vos", ex­pli­có.

Res­pec­to al di­ne­ro, Tre­jo in­di­có que pro­vie­ne de un ca­non que abo­nan quie­nes tie­nen más de un au­to y acla­ró que "és­te es un fon­do que es re­tor­na­ble, no es un sub­si­dio".

"El per­mi­sio­na­rio que re­ci­ba el be­ne­fi­cio lo va a te­ner que de­vol­ver, pe­ro sí va a lo­grar ese cré­di­to blan­do con un in­te­rés mí­ni­mo. La idea es que to­do aquel que ten­ga un so­lo ve­hí­cu­lo lo pue­da cam­biar", sos­tu­vo.

En es­te sen­ti­do, ex­pu­so que a fi­na­les de 2011 se san­cio­na­rá un de­cre­to que im­pe­di­rá la cir­cu­la­ción de au­tos con más de 14 años de an­ti­güe­dad.

En tan­to, in­sis­tió en que lo que se pre­ten­de es que to­dos los ta­xis­tas pue­dan ser be­ne­fi­cia­rios, ya que se pre­vé que el nú­me­ro de au­tos nue­vos se du­pli­que ca­da año. "Es­to es co­mo un glo­bo, y aho­ra ten­dre­mos pla­ta pa­ra com­prar 5 au­tos, el año que vie­ne, se­gui­mos apor­tan­do los 800 y esos 5 tam­bién van a de­vol­ver el di­ne­ro así que es­to va a ir au­men­tan­do; en­ton­ces, a me­di­da de que es­to va­ya avan­zan­do la rue­da va a ser más gran­de. Es muy po­si­ble que el año que vie­ne com­pre­mos 10 y el otro 20 por­que es­to va ir en cre­ci­mien­to".

De to­dos mo­dos, vol­vió a re­cal­car que la prio­ri­dad es pa­ra quie­nes tie­nen só­lo un ve­hí­cu­lo. "Pre­ve­mos ayu­dar al que me­nos tie­ne, és­ta es la pos­tu­ra de Ta­xis­tas y de la se­cre­ta­ría de Go­bier­no. Pre­ten­de­mos que es­to sea por mu­chos años, es­to ya es ley y hoy por hoy te­ne­mos 700 per­so­nas que tie­nen un so­lo ve­hí­cu­lo pe­ro no to­dos tie­nen ne­ce­si­dad de un cré­di­to".

En es­te or­den ad­vir­tió que las cuo­tas pa­ra un nue­vo mo­de­lo se­rían im­po­si­bles de cum­plir pa­ra un tra­ba­ja­dor con un so­lo au­to. "Hay fa­mi­lias de 4 o 5 per­so­nas que vi­ven de ese au­to y hoy con las ta­ri­fas que te­ne­mos es muy po­si­ble que no pue­dan cam­biarlo. Que no ten­gan ellos su fon­di­to co­mo pa­ra re­no­var­lo. Nos en­con­tra­mos con cuo­tas pa­ra com­prar au­tos de 1.100 o 1.200 pe­sos, que pa­ra un ta­xis­ta que tie­ne una so­la li­cen­cia no pue­de pa­gar", opi­nó Tre­jo.

La demanda cayó un 40 por ciento en 2009

Des­de el gre­mio Ta­xis­tas Uni­dos in­for­ma­ron que en 2009 la de­man­da ca­yó un 40 por cien­to con res­pec­to a 2008. Es­ta ba­ja la atri­bu­yen, en­tre otros fac­to­res, al con­flic­to del cam­po y a la caí­da del po­der ad­qui­si­ti­vo de los tra­ba­ja­do­res.

"No­so­tros en el año 2008 he­mos te­ni­do un au­men­to y arran­ca­mos en ene­ro, cuan­do ca­yó el tra­ba­jo un 40 por cien­to; a lo lar­go de to­do el 2009 ese 40 por cien­to no lo re­cu­pe­ra­mos nun­ca. Eso, por los mo­ti­vos que to­dos co­no­ce­mos: el te­ma del cam­po, la caí­da del sa­la­rio", afir­mó Tre­jo.

En lo re­fe­ren­te al úl­ti­mo au­men­to de ta­ri­fa di­jo que de­be­ría ha­ber si­do del 40 por cien­to y ex­pli­có que ha­brá una mo­di­fi­ca­ción en la fór­mu­la po­li­nó­mi­ca pa­ra es­te año.

"Tu­vi­mos que vol­ver a re­to­car la ta­ri­fa, no co­mo real­men­te que­ría­mos por­que ten­dría­mos que ha­ber au­men­ta­do en­tre un 30 y un 40 por cien­to y sim­ple­men­te apli­ca­mos un 13. Por di­fe­ren­tes mo­ti­vos, era una fór­mu­la po­li­nó­mi­ca en la que no tu­vi­mos en cuen­ta al­gu­nos va­lo­res y que­da­mos pre­sos de es­ta fór­mu­la", ex­pli­có.

En es­te sen­ti­do, in­di­có que en es­tos úl­ti­mos días no hu­bo im­pac­to del cam­bio de pre­cios en la de­man­da. "De­bi­do a que el au­men­to ha si­do tan po­qui­to no he­mos te­ni­do dis­mi­nu­ción de tra­ba­jo en es­tos úl­ti­mos días, sal­vo lo nor­mal de los pri­me­ros días de ene­ro, porque es­tá la gen­te de va­ca­cio­nes", ase­gu­ró.

Ade­más, co­men­tó que pa­ra ju­lio de es­te año se pre­vé un al­za en la ta­ri­fa que ron­da­rá el 10 por cien­to. "A par­tir de fe­bre­ro nos va­mos a es­tar reu­nien­do con la Se­cre­ta­ría de Ser­vi­cios Pú­bli­cos, pa­ra ce­rrar al­gu­nas co­sas y una de ellas va a ser mo­di­fi­car la fór­mu­la po­li­nó­mi­ca pa­ra ajus­tar al­gu­nos va­lo­res, y cree­mos que por el mes de ju­lio va­mos a te­ner un au­men­to. Es­to de­bi­do a que ca­da 6 me­ses po­de­mos va­riar la ta­ri­fa, y la su­ba va a rondar el 10 por cien­to", ex­pu­so.

A su vez, se­ña­ló que la su­ba es­tá re­la­cio­na­da prin­ci­pal­men­te con el in­cre­men­to en la ma­no de obra. "El pro­ble­ma más gra­ve que te­ne­mos, y que no tu­vi­mos en cuen­ta, es la ma­no de obra: al su­bir tan­to el cos­to de vi­da, a esa per­so­na tam­bién se le van los gas­tos. Por ejem­plo, un tren de­lan­te­ro, de ju­lio a hoy nos au­men­to un 75 por cien­to la ma­no de obra. Los cos­tos fi­jos de man­te­ni­mien­to se nos ele­va­ron mu­chí­si­mo".

Comentá la nota