En febrero, la oposición debate si arma alianza

El juecismo lo planteará formalmente a la UCR. Contactos con Buenos Aires.
Aunque la mesura es la actitud que adoptan todos, en el juecismo y la UCR de Córdoba sobrevuela la posibilidad aliancista para 2009 y la idea de que febrero traerá novedades; no definiciones, pero sí movimientos. Esto, en vinculación con la dinámica de otros distritos como Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, que marcan la tendencia nacional y donde una confluencia opositora está cada vez más cerca de plasmarse.

En un marco de sigilo, se realizan contactos entre la cúpula juecista e importantes figuras del radicalismo.

De parte del Frente Cívico, la decisión ya está tomada: antes del 10 de febrero, una delegación que encabezará Luis Juez pedirá una audiencia con el Comité Provincia de la UCR, para plantear formalmente su voluntad de auscultar la posibilidad de acuerdos programáticos que puedan plasmarse luego en una confluencia electoral para las legislativas de octubre.

Será el primer paso concreto en ese sentido. El Comité radical está presidido por Mario Negri, aunque allí está representado todo el partido.

Planteo juecista. Fuentes del Frente Cívico dejaron claro dos aspectos: uno, que no volverán a cometer lo que entienden fue el error de 2007, cuando acordaron con una pequeña parte del radicalismo. “Hemos comprendido que ellos son un partido orgánico –dijo una fuente juecista– y si se logra acordar algo será con todo el partido, con transparencia y a la luz pública”.

El otro, que si hay coincidencias conceptuales, programáticas y metodológicas, harán la propuesta de alianza de inmediato, cuando todas las encuestas dan al Frente por encima de las otras fuerzas. “Vamos a ser abiertos y generosos y si no se llega a un acuerdo, no será culpa nuestra”, definió el mismo vocero.

De tal modo, el juecismo procura empujar al radicalismo a una definición.

En cuanto a los planteos sobre las coincidencias básicas para un ensayo electoral, en el juecismo subrayan varias problemáticas: la salida a la crisis del campo, una posición sobre la política de venta de inmuebles de la Provincia, el reclamo para una nueva coparticipación federal de impuestos y definir la relación con el Gobierno nacional.

Asimismo, Juez conversó el martes con Gerardo Conte Grand, de la “pata peronista” de la Coalición Cívica porteña. Coincidieron en que la alianza opositora debe adecuarse a las características de cada distrito. En Córdoba, ante la eventual reticencia de la UCR, la prioridad de la Coalición es acordar con Juez. Éste se reunirá mañana con Omar Ruiz, referente y legislador de la Coalición en Córdoba.

Tiempos radicales. En la UCR sostienen su vocación frentista el sector de Mario Negri, algunos integrantes del grupo Confluencia, como Oscar Aguad, y numerosos intendentes. Negri declina definiciones públicas. Pero entiende que las legislativas se van a nacionalizar por la crisis general y la pelea del campo y que además se van a polarizar porque la UCR, la Coalición Cívica y otros sectores ya están confluyendo en distritos clave y no habrá lugar para terceras opciones fuertes. Con ese escenario, entiende que la lógica es armar un frente “a la cordobesa” con la UCR, el juecismo y la Coalición. Y Ramón Mestre guardó su voluntad frentista, aunque no está dicha la última palabra.

Comentá la nota