En febrero, Barrionuevo reunirá al duhaldismo en Mar del Plata.

El líder sindical y titular de la CGT disidente, realizará su tradicional asado en la casa que posee en Punta Mogotes. La excusa es la discusión salarial para las paritarias de marzo. Pero allí estarán presentes Eduardo Duhalde y Francisco de Narváez.
El tradicional asado sindical que tiene como anfitrión a Luis Barrionuevo en su casa de Mar del Plata tendrá esta vez un condimento especial: Eduardo Duhalde y Francisco de Narváez como invitados.

El titular de la CGT disidente está decidido a darle a esa reunión -el 5 de febrero- un fuerte carácter de referencia hacia la interna del peronismo bonaerense y por eso tendrá dos invitados especiales como Duhalde y de Narváez. La presencia de ambos políticos tiene como objetivo discutir un armado político con vista a las elecciones legislativas de este año y la reconstrucción del PJ anti-K a nivel nacional. A la cita también está invitada la Mesa de Enlace.

Hace tiempo que Barrionuevo dejó ver sus cartas. Durante el conflicto del campo se reunió con algunos dirigentes agrarios y luego mostró su apoyo a Hilda “Chiche” Duhalde y a De Narváez en el acto por el Día de la Lealtad en Ferro. Ahora quiere la foto con ambos sectores juntos y el día elegido es la reunión anual de los “Gordos” en su casa de veraneo de Punta Mogotes.

A pesar de que la razón del encuentro está puesta en la discusión salarial prevista para las negociaciones colectivas de trabajo de marzo y en reforzar el reclamo de un piso del 20 por ciento de aumento para los trabajadores, el líder sindical quiere cosechar lo sembrado durante el conflicto del campo y aprovechar su cercanía al duhaldismo.

“La excusa es la cumbre de la CGT disidente, pero en realidad se trata de un encuentro político. El triunfo de sus hombres en la interna del justicialismo en San Martín, Morón y Presidente Perón lo envalentó para pensar en una alianza más grande para darle pelea al kirchnerismo en las elecciones”, sostuvo un asesor de Barrionuevo. Sin embargo, desde el círculo de De Narváez prefieren quitarle peso al encuentro y aseguraron que la asistencia de “El Colorado” al asado sólo responde a “la buena relación” que el diputado de Unión Celeste y Blanco tiene con el sindicalista.

Poco después de que ayer criticara al vicepresidente Julio Cleto Cobos y lo llamara “golondrina de un solo verano”, el gastronómico reiteró su simpatía por De Narváez: “es el candidato que estamos buscando para gobernar la provincia en el 2011”.

Comentá la nota