En febrero le abrirían el jury y suspenderían a Solá Torino

En su primera sesión plenaria de febrero, una vez pasada la feria judicial, el Consejo de la Magistratura de la Nación se abocará a la denuncia contra el camarista federal salteño José Antonio Solá Torino.
El magistrado está acusado del supuesto cobro de una coima para levantar la orden de captura de una persona acusada de narcotráfico.

Solá Torino quedó cerca de afrontar un juicio político por mal desempeño, luego de que la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura aprobó un dictamen acusatorio por el supuesto cobro de una coima para levantar la orden de captura de una persona acusada de narcotráfico.

El pedido de juicio político debe ser ratificado por el plenario del Consejo, y de ocurrir ello Solá Torino quedará automáticamente suspendido en su cargo hasta que el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados decida si lo remueve o lo confirma.

Solá Torino integra el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Salta y en su rol de juez de ejecución fue denunciado por el supuesto cobro de 15 mil pesos para sacar de un expediente la orden de captura dictada contra Miguel Farfán, una persona acusada de narcotráfico y que estaba prófuga de la Justicia.

Por el hecho se abrió una causa penal en la que Solá Torino está procesado por el delito de cohecho. El magistrado fue citado a mediados de octubre por el Consejo para que declare, pero no se presentó y en su lugar dejó un escrito en el que niega la acusación y dijo que todo se trató de "un error involuntario", ya que primero ordenó levantar la orden de captura pero luego volvió a dictarla.

Si el proceso avanza, la Comisión de Disciplina y Acusación designó como fiscales ante el Jurado a los senadores Ernesto Sanz, de la UCR, y Nicolás Fernández, del Frente para la Victoria.

Proceso confirmado

La Cámara Federal de Apelaciones confirmó el procesamiento dictado por el juez federal, Miguel Medina en contra del camarista Solá Torino, por supuesto cohecho pasivo.

De esta manera, el camarista, acusado y procesado por haber recibido una coima de 15 mil pesos a cambio de levantarle el pedido de captura a un narcotraficante.

Ahora, y en busca de evitar la prisión, de concretarse el desafuero, la única vía que le queda es apelar esta segunda resolución judicial adversa ante la Cámara Nacional de Casación Penal.

Comentá la nota