Fayt defendió el desempeño del Poder Judicial y pidió "serenidad"

El juez de la Corte afirmó que la Justicia "está haciendo cuanto debe hacer" y destacó los últimos fallos del máximo tribunal; "no hay conflicto de poderes", aseguró
La polémica que estalló la semana pasada con el duro cruce entre la jueza de la Corte Suprema Carmen Argibay y la presidenta Cristina Kirchner, con acusaciones sobre la falta de colaboración de la Casa Rosada para agilizar las causas judiciales y la demora en las investigaciones por violaciones a los derechos humanos de uno y otro lado, sumó hoy otro capítulo.

El juez Carlos Fayt, colega de Argibay en el máximo tribunal, planteó que el Poder Judicial está haciendo "cuanto debe hacer" en una nueva réplica a los cuestionamientos de la Presidenta.

En declaraciones a la prensa desde la puerta de su domicilio, el magistrado, que la semana pasada se había manifestado "absolutamente de acuerdo" con los planteos hechos por Argibay, fue más allá en su defensa del desempeño del máximo tribunal, uno de los principales blancos de las críticas de Cristina Kirchner.

"Tenga absoluta certeza de que este Poder Judicial, y sobre todo la Corte, esta haciendo cosas que jamás se hicieron", señaló en alusión a fallos recientes del tribunal como los referidos a la desnutrición y el saneamiento del Riachuelo.

Además, Fayt aseguró que en la Corte "hay unidad de criterio" respecto de la postura expresada por él en los últimos días. Por otra parte, negó que exista un "conflicto de poderes" y planteó que el país "necesita serenidad".

El cruce. El jueves pasado, Argibay denunció la falta de colaboración del Gobierno para agilizar el trámite de las causas y negó que el abordaje de ese tema le corresponda al Poder Judicial, tal como había asegurado reiteradamente Cristina Kirchner.

La réplica de la Presidenta llegó al día siguiente. La jefa del Estado volvió a embestir contra el Poder Judicial al asegurar que "sólo los jueces pueden encarcelar" y negar que la falta de jueces titulares demore el trámite de las causas. Además, arremetió contra los "horrores y errores" que cometen algunos magistrados y volvió a pedir "celeridad" para la resolución de las causas por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura.

Al embate oficial se sumaron luego, como es habitual, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, y el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

Comentá la nota