Fayt culpó al Congreso por la libertad de represores

El miembro de la Corte replicó las críticas de la Presidenta y dijo que el Congreso "no dictó las leyes para avanzar con los juicios parados".
El juez de la Corte Suprema, Carlos Fayt, salió a responder a las críticas de la presidenta Cristina Fernández por la orden de la Cámara de Casación que ordenó liberar a Alfredo Astiz y Jorge “El tigre” Acosta. "No es culpa de la Justicia la excarcelación de los represores de la ESMA, es del Congreso, que no ha dictado las normas procesales necesarias que permitan avanzar con los 800 juicios que hay parados", advirtió el magistrado.

Fayt, por otra parte, sostuvo que "el país no puede intranquilizarse" con el fallo de Casación, ya que, recordó, "lo único seguro es que esta gente está detenida, y sigue detenida".

Ayer, durante un acto en la ESMA y al enterarse de la medida de la Justicia, Cristina dijo que “Era un día de vergüenza”.

La Sala II de la Cámara de Casación Penal concedió ayer la libertad de Acosta, Astiz y otros 10 marinos procesados por violaciones a los derechos humanos, aunque la decisión no se hará efectiva de manera inmediata ya que los fiscales de la Nación apelarán la medida.

Para acceder a la libertad bajo caución personal, cada imputado deberá presentar tres avales (físicos o jurídicos) ante el juez federal Sergio Torres que garanticen que no van a fugar, explicaron voceros de la Cámara. Luego se analizará si esos avales son idóneos y una vez que el tribunal se expida favorablemente, podrán esperar su juicio oral en libertad.

El fallo de la Sala II de ese tribunal se basó en el tiempo de detención sin sentencia de los represores, con lo cual podrán disfrutar de este beneficio siempre que no tengan otras causas pendientes con la Justicia.

Entre los posibles beneficiarios figuran Jorge "El Tigre" Acosta, Antonio Pernías, Oscar Montes, Alfredo Ignacio Astiz, Juan Antonio Azic, Manuel Jacinto García Tallada, Raul Enrique Scheller, Alberto González, Pablo Eduardo García Velazco, Néstor Omar Savio, Ernesto Frimon Weber y Víctor Francisco Cardo.

Todos ellos se encuentran procesados como partícipes necesarios de los delitos de aplicación de tormentos en forma reiterada, en concurso real con el delito de privación ilegal de la libertad agravada.

Pero los camaristas Wagner Mitchell, Guillermo Yacobuccio y Luis García entendieron que los plazos deben computarse desde el primer día de detención, y así fue como entendieron que se vencieron los tiempos de las prisiones preventivas. De esta manera dispusieron el cese de las prisiones preventivas de los imputados, quienes estaban detenidos desde hace más de tres años, mientras que Scheller lleva más de cinco cumpliendo prisión preventiva.

Si bien los jueces de Casación concedieron el beneficio de la excarcelación en la megacausa por delitos de lesa humanidad cometidos en la ESMA, la medida alcanza a otros expedientes conexos: las causas por el secuestro y desaparición del periodista Rodolfo Walsh, y de las monjas francesas Leónie Duquet y Alice Domon. Incluso algunos de ellos estaban procesados por la apropiación de bienes de personas que estuvieron detenidas en forma ilegal en la ESMA.

Comentá la nota