Fayad insiste con usar la lista 3 y enfrentar al cobismo

Las negociaciones entre el intendente y el resto del radicalismo están estancadas. Hoy se inscribirá el Frente Cívico Federal.
Aunque la dirigencia partidaria no desiste de continuar las negociaciones y espera por un milagro que evite dos listas radicales, por el momento la división es casi irreversible y la "gente del Viti" se prepara para enfrentar en los comicios del 28 de marzo y con la tradicional lista 3 a "la gente de Cobos" y su boleta 503.

"Sí, iría dividido (el radicalismo), si no hay acuerdo, la 503 por un lado y la 3 por el otro", sentenció Marcelo Rubio, presidente del Comité de Capital y hombre de extrema confianza del intendente Vítor Fayad. "Hay que construir consenso hasta donde se puede pero si no va más, entonces que la gente decida. La sociedad es el último juez", lanzó el edil radical Guillermo Yazlli.

De esta manera, el enfrentamiento entre el jefe comunal y el ex gobernador de Mendoza pasa de una simple rencilla interna a dirimirse en una elección general. Con un condimento especial: los ojos del país y del justicialismo K estarán centrados en Mendoza y una derrota de Cobos no será positivo en vista de una posible candidatura presidencial en 2011.

La decisión del Comité Provincia de la UCR de inscribir hoy al Frente Cívico Federal para así participar de las elecciones de concejales no hizo más que endurecer la postura de Fayad que insiste en utilizar el sello de la UCR.

"Adoptan la decisión transmitida desde un café céntrico por dos radicales cama afuera y un justicialista para resolver lo que tiene que hacer el radicalismo", había manifestado Fayad a la salida del cónclave radical del martes, en clara alusión a la reunión que mantuvieron en un café céntrico el vicepresidente Cobos, Juan Carlos Jaliff (titular) del Confe y el justicialista díscolo Enrique Thomas.

En tanto, en un comunicado emanado desde el Comité capitalino y que lleva el título "Cobos va contra el radicalismo de la Capital" se pone en tela de juicio el accionar del ex mandatario.

También en ese documento el cacique departamental le pide al Vicepresidente que rinda cuentas de por qué se opone al radicalismo de su ciudad: "Cobos deberá explicar primero al radicalismo de la ciudad, al radicalismo del país y a sus vecinos por qué se enfrenta a un gobierno tan radical y prestigioso como el de la ciudad de Mendoza".

Tal como están dadas las cosas, el presidente del partido provincial, César Biffi, hace equilibrio entre los compromisos contraídos por el radicalismo con anterioridad cuando se realizó la interna del Frente Cívico en abril del año pasado y "el apoyo que debemos dar a nuestro intendente", según expresó.

Por lo que no se resigna a que esta situación llegue a un extremo tal que resquebraje la unidad alcanzada en octubre de 2009 con normalización de la centenaria fuerza política. "Aun hay 10 días para buscar un acuerdo que convenza a todas las partes", dijo.

En esta esperanza recae la intención de insistir hasta el hartazgo con una lista para que "la UCR se exprese en un solo lugar", añadió.

Ese rayo de luz que aparece en el horizonte esta dado en que "si bien el Comité de Ciudad aprobó una lista de concejales, ésta está abierta a modificaciones", aclaró. El escollo que debe superar Biffi es convencer a los "vitistas" que el arreglo se realice dentro del marco de la lista 503.

En tanto, desde el entorno del intendente se mantienen firmes en su propuesta y más allá de acceder a negociar nombres, no ceden ni un centímetro en la postura de ir con el número 3. "No puede ser que la UCR no compita y vaya la gente del Confe", disparó Yazlli.

Si persiste esta dicotomía, desde el sector que conduce Fayad están estudiando casos en que un partido integró una alianza y al mismo tiempo se presentó con una boleta por fuera. "Hay antecedentes de elecciones en que la lista 3 fue por afuera y se están analizando", enfatizó Rubio, aunque no precisó detalles.

Comentá la nota