Los favores recibidos, creo habértelos pagado

¿Cómo creer en los hombres públicos cuando comienzan a trascender ciertas noticias que ponen de manifiesto las transas y la connivencia entre poder y gremio, entre estado y sindicatos? ¿Qué representados pueden estar los trabajadores municipales de Santa Cruz cuando sus dirigentes de la FETRAM aceptan dádivas del gobierno y dejan que les paguen las facturas de los hoteles donde los alojan, que a su vez son de los políticos que nos gobiernan?. ¿Ningún municipal de la provincia saldrá a manifestar su repudio?
En una nota publicada por el diario Perfil de autoría de Juan Cruz Sanz, el colega denuncia claramente que el 26 de octubre de 2009 mediante la orden de compra 10776/2009, la Municipalidad de El Calafate confirmó el pago de 34.200 pesos al hotel Alto Calafate, por el "servicio de alojamiento de los integrantes de la Fetran"

En Santa Cruz existe el sindicato de los trabajadores municipales (SOEM) y la FETRAM que es la Federación constituida por los Secretarios Generales de cada municipalidad con un dirigente que con cargo de Secretario General, tiene su localización en la ciudad de Caleta Olivia.

De acuerdo a lo que refiere Sanz la orden de compra del alojamiento de los secretarios generales que componen la FETRAM, se dio en el marco del Tercer Congreso General de esa organización que se realizó en El Calafate y la noticia indica que, además, se dejó constancia de que se trató de una "compra directa", solicitada por la Secretaría de Coordinación de esa Municipalidad.

El Intendente de El Calafate es Javier Belloni, sucesor de Néstor Méndez y a quien no lo diferencian cuestiones de manejo de la cosa pública y mucho menos la obsecuencia desplegada para con el matrimonio presidencial, cada fin de semana en que éstos acuden a la villa para pasar unos días de descanso.

De hecho el Intendente Belloni fue visto en el aeropuerto de Calafate el día 23 de diciembre último, montado en la camioneta de la Municipalidad con la cual fue a buscar al aeropuerto a Néstor Kirchner que venía en vuelo desde Buenos Aires a pasar la Navidad junto a su familia.

Belloni es también "línea directa" con Julio De Vido quien despacha regularmente obras de infraestructuras e inversiones para la localidad, sin tener ningún tipo de injerencia el gobierno provincial.

Las críticas sobre la administración de Belloni se ciñen – al igual que con Méndez – en el manejo arbitrario de los fondos públicos, el reparto inequitativo de la pauta oficial, la compra de medios en la localidad para evitar las críticas a su gestión y en general hay quienes consideran que con diversas diferencias en lo procedimental, es mas o menos una continuidad de la gestión de Méndez. Al igual que su antecesor, Belloni guarda estricta obediencia a las órdenes de Néstor Kirchner y cuando el día 23 último lo vieron oficiar de chofer del ex presidente, no fueron pocas las suspicacias que se encendieron.

¿Cómo se explica?

A partir de la nota de Perfil buscamos consultar a un ex dirigente del SOEM quien no pudo menos que arrancar una sonrisa, cuando se enteró que la reunión de la Federación que nuclea a los municipales se llevó a cabo en el Hotel de Kirchner, pagado por Javier Belloni, con plata de la Municipalidad "Es la impunidad y la culpa es de los boludos de los afiliados que no les pedimos cuentas a los Secretarios Generales", dijo lacónicamente nuestro interlocutor quien aportó algunos datos más sobre este tipo de vinculaciones que somete al empleado municipal al destino de la postergación de sus derechos gremiales, pues, quienes deben representarlos, aceptan las órdenes (y tal vez algo más) de los patrones ante quienes deben peticionar.

Descarados y sin criterio

Si los representantes de los trabajadores municipales de la provincia fueran realmente cabales con sus representados, jamás podrían haber aceptado reunirse en un hotel del poder, apadrinados y financiados por uno de los Intendentes con mayor ascendencia al gobierno nacional. Sin embargo Julián Carrizo, controvertido dirigente provincial de la FETRAM, difícilmente pueda explicar (al menos convincentemente) porqué no actuaron de otra manera, sin estar vinculados a la patronal ¿O existieron otras razones que los afiliados desconocen?.

Tal como lo refiere Juan Cruz, el hotel Alto Calafate es propiedad de la sociedad Hotesur SA, que pertenece en un 98% a Néstor Kirchner, en un valor de $ 5.399.927, según lo escrito en su última declaración jurada. El valor llave de las acciones que tiene el ex presidente en este emprendimiento hotelero asciende a los $ 10.062.813. En el directorio de la sociedad aparecen Romina Mercado, hija de Alicia Kirchner; Osvaldo Sanfelicce, socio de Néstor Kirchner y del empresario de juego Cristóbal López; Patricio Pereyra, esposo de la otra sobrina de Néstor Kirchner, Natalia Mercado, y Roberto Saldivia, apoderado de Lázaro Báez. Néstor Kirchner le compró el hotel al grupo propietario del prestigioso hotel Colón, ubicado a metros del Obelisco. Esta situación, incluso, sirvió para asegurar que el actual diputado nacional también había adquirido ese establecimiento de lujo. En el mercado hotelero aseguran que los Amil, dueños del Colón, y los Kirchner, "son competidores".

Finalmente Sanz remarca sobre el hotel, Alto Calafate es un hotel con Gym y spa ubicado en el ingreso a esa localidad, sobre el cerro Calafate y cuenta con 103 habitaciones distribuidas en las tres plantas con las que cuenta el edificio central. Una noche en la suite está valuada en 350 dólares, mientras que una habitación simple cuesta 185 dólares. Eso sí, su hermosa vista al Lago Argentino, lo ubica como uno de los principales hoteles de la región, quizás ésa fue la razón para que los integrantes de la FETRAM se sientan como en casa.

Surgen varias preguntas para hacerle al secretario de la FETRAM, pero sería bueno que explique si era necesario realizar un evento gremial en medio del lujo desproporcionado de la villa turística en un hotel del poder pagado por un Intendente con vinculaciones estrechas con la nación?. ¿Es que las discusiones gremiales no se pueden dar en un marco de mayor austeridad, más conservador y más – si quiere – apegado a la sencillez de los intereses que dicen representar?. ¿Qué pensarán los empelados municipales que para estas fiestas no han podido lograr ni un mísero aumento en sus magros haberes en todos y cada uno de los municipios de Santa Cruz?.(Agencia OPI Santa Cruz)

Comentá la nota