SI ES FAVORABLE, PODRíAN LITIGAR DENTRO DEL EXPEDIENTE Los Vargas expectantes por la resolución de la Cámara

Apartamiento: la familia Vargas aguarda con expectativa la resolución de la Cámara Civil Nº 1 que podría permitirles litigar en el expediente de preadopción de la pequeña que criaron durante casi cinco años y les fue retirada por la jueza Baladrón. El apartamiento de los profesionales que seguían el caso y determinaron que la chiquita permanecía en un fuerte estado de angustia, dispuesto por la magistrada, le agrega dramatismo a la espera.
La Cámara Civil Nº 1 todavía no resolvió el recurso de queja que presentó la abogada de la familia Vargas, Carolina Díaz, para intentar litigar en el expediente de preadopción por el cual la jueza de Familia y el Menor, María Cristina Baladrón, retiró a la pequeña de su hogar.

La niña fue retirada de la familia por una resolución de la jueza. Los Vargas funcionaban como hogar sustituto dependiente de la Dirección de Niñez y Adolescencia. La pequeña fue entregada en preadopción a una mujer soltera.

Sin embargo, la familia objeta esa decisión y, amparada en los informes técnicos que certificaban un estado de angustia y sufrimiento de la pequeña, pretenden que se dé marcha atrás con la medida judicial. Ya hicieron una presentación en la asesora de Menores, Cristina Funes, para que actúe ante la traumática decisión que atraviesa la chiquita.

Además, los Vargas pretenden que la jueza contemple el vínculo creado a través de casi cinco años que vivió junto a la familia y les entregue la adopción a ellos. Además de haber participado en varias marchas, los familiares montaron una mesa para levantar firmas en su apoyo en la Plaza San Martín.

La expectativa familiar y de la abogada Díaz es que se expida la Cámara Nº 1 y le permita acceder al expediente de la preadopción, presentar pruebas, pedir medidas y recursos, para dar la batalla judicial. En primera instancia, Baladrón les negó esa posibilidad.

La abogada Díaz se mostró sorprendida por la última medida de la jueza Baladrón, que dispuso el viernes de la semana pasada el cese de la intervención de la Dirección de Niñez y Adolescencia, dependiente del Ministerio de Bienestar Social, que realizaba un seguimiento diario sobre la situación de la niña.

Los informes hasta el momento no arrojaron datos positivos sobre la adaptación de la niña de 5 años en su nueva casa. Determinaron que permanece en un estado de angustia profunda, llantos y pedidos para ver a los miembros de la familia Vargas.

La magistrada ordenó que a partir de ahora el seguimiento lo realicen los equipos técnicos del mismo Juzgado. Las visitas se harían una vez cada 15 días y durante dos meses, según trascendió.

La abogada Díaz presentó la semana pasada el recurso de queja ante la Cámara Civil Nº 1, después que Baladrón rechazara la apelación sobre la resolución que determinaba la guarda preadoptiva y la forma en que se llevó adelante esa medida.

El argumento fue que la familia Vargas no es parte en el expediente y por lo tanto no tienen derecho a litigar. Ayer Díaz visitó el tribunal para ver si hay una respuesta. “Estamos expectantes. Esperemos que salga esta semana”, le dijo ayer a El Diario.

Comentá la nota