Fastidio por la falta de monedas, una constante entre correntinos

La carencia de dinero metálico afecta sobremanera al sector comercial, principalmente a los negocios que necesitan cambio diariamente. El problema recae además en miles de usuarios que utilizan el servicio de transporte público y los remises, quienes escuchan a diario: "Si tenés las monedas mejor". Los bancos locales alegan que desde Nación las emisiones "son insuficientes".
La falta de monedas ha pasado a constituirse en un molesto denominador común para miles de correntinos que diariamente deben lidiar con la imposibilidad de realizar operaciones comerciales mínimas o viajar. Es que el dinero metálico se ha convertido en un bien deseado por muchos ciudadanos que apelan al ingenio y la previsión para no terminar perjudicados tanto a la hora de recibir el vuelto en un autoservicio como en una unidad del transporte público, entre otros ámbitos.

El cuadro de situación afecta de sobremanera al sector comercial, principalmente a los negocios que necesitan cambio diariamente. No así a las grandes empresas que emplean un sistema de pago a través de tarjetas de crédito. El problema también afecta al servicio de transporte como los remises, sean interurbanos o interprovincial (ver nota aparte).

Para encontrar una explicación al problemático marco, la Asociación de la Producción, Industria y Comercio de Corrientes (Apicc) elevó meses atrás numerosas cartas a la autoridad de emisión en Capital Federal, las cuales aún no fueron respondidas. La entidad conducida por Enrique Collantes solicitó además informes sobre el volumen de metales que arriban a la provincia, así como el procedimiento que emplean los bancos locales para gestionar el desembarco de las unidades.

La solicitud a las autoridades del Banco Central de la República Argentina se basó en dos ejes. Primero en un informe que dé cuenta del metal circulante en Corrientes, así como de los envíos que realiza periódicamente la autoridad de emisión y los volúmenes que deberían ingresar al mercado local y bajo qué condiciones.

La requisitoria está motivada porque si bien el Banco Central de la Nación implementó medidas para inyectar el mercado con metales, las monedas no llegaron a las pequeñas operaciones diarias. Al no hallar respuestas, la Apicc dejó de manifiesto que desde el Estado ni siquiera se estudian alternativas para que las monedas circulen en la provincia. Sólo en Buenos Aires se abrieron ventanillas en bancos para dar cambio, en caso contrario se sancionaría a la entidad.

SIN ATENCIÓN

Algunas de las explicaciones esgrimidas por los equipos técnicos bancarios de Corrientes apuntan hacia el Banco Central de la Nación, el cual se encarga de fabricar el metal para distribuirlo al mercado interno. Sin embargo, éste lleva adelante una política de baja emisión, según explicaron desde el Banco de la Provincia. Según datos extraoficiales una de las razones de esta "particular" medida radica en contrarrestar el avance de una escalada inflacionaria, con la merma de circulación de capitales.

"Los comerciantes deben optar por no vender al no contar con cambio", indicó a EL LIBERTADOR el presidente de Apicc, Enrique Collantes, quien señaló que los comercios como kioscos y confiterías, fueron los más afectados.

"Estamos cansados que los bancos se tiren la pelota. Mientras nadie se haga cargo el único que pagará el pato es el trabajador que no puede comprar y el comerciante que está limitado en su venta. Desde un kiosco hasta un remisero aparecen complicados ya que la odisea por encontrar monedas hacen que la actividad comercial aparezca despreciada", expresó Collantes quien mensualmente recibe decenas de quejas por parte de negocios y pequeños comerciantes.

CAMINO SINUOSO

El faltante de dinero metálico también genera problemas en los puestos de peaje. La cotidiana problemática trae discusiones entre cajeros y conductores.

Agentes de Encovial "Peaje Riachuelo" confirmaron que la escasez de monedas permanece en las casillas de peaje como "una problemática sin solución".

Según empleados de Encovial, los fines de semana la situación de falta de cambio se agudiza cuando turistas de Corrientes Capital y Chaco utilizan la Ruta Nacional Nº 12 para dirigirse a la localidad de Empedrado por sus atractivos turísticos de temporada de verano.

"La mayoría paga las tarifas con billetes, y el ingreso de monedas respecto al egreso no es equilibrado, por lo tanto existe un déficit importante de dinero en circulación que es sumamente difícil de reponer para las cajas del peaje", dijo uno de los agentes de las casillas de cobro.

Así, informaron que el déficit de dinero metálico hace muy difícil el cambio y ha obligado a los cajeros registrar varias pérdidas de sus bolsillos a causa de la "falta de monedas".

Cabe aclarar que todas las categorías de cobro del servicio tienen importes en monedas que oscilan entre los 2,10 a los 4,70 pesos.

Por el momento, la concesionaria ha logrado un convenio informal con una empresa de colectivos que le suministra cambio de monedas por billetes, no obstante desde el servicio indicaron "así como el cambio llega, las monedas se van y siempre hay que privilegiar al conductor, por lo tanto se termina perdiendo".

Comentá la nota