Las farmacias pusieron un tope para afiliados de Apos

Es porque la obra social provincial les adeuda varios meses de facturación. Cuando se alcanza el tope, que ronda entre 3 y 5 mil pesos, no atienden a los afiliados.

La relación entre la obra social estatal Apos y sus prestadores se sigue deteriorando al compás del avance de la crisis financiera. Pablo Chaín, presidente del Colegio de Farmacéuticos de La Rioja, explicó que hace cinco días, la entidad prestacional recién pagó a las farmacias las facturas correspondientes a la segunda quincena de diciembre, lo que los pone en una crítica situación, fundamentalmente a la hora de afrontar los pagos a las droguerías, que sólo los esperan siete días.

Consideró el empresario que “las farmacias están subsidiando a la obra social provincial, porque ésta, además de adeudar las facturas de enero, febrero y la primera quincena de marzo, cuando les paga, APOS les hace una quita del 10% sobre el precio de medicamentos de tratamiento ambulatorio y del 20% en los planes especiales”.

Chaín reclamó “la necesidad de dictutir un nuevo convenio, ya que por el incumplimiento de la obra social, las farmacias atraviesan difíciles situaciones económicas”. Y explicó que “a las droguerías, de las que retiran los medicamentos de lunes a jueves, tienen siete días para hacer el pago. Si no lo hacen, a los dos días siguientes son intimados y posteriormente les bloquean el crédito”.

Chaín señaló que “en este momento, varias farmacias tienen bloqueadas las cuentas en las drogerías. Otras, desde hace un tiempo optaron por no trabajar con Apos”. Y que “la mayoría, ya puso un tope para la venta de medicamentos por la obra social, tope que varía de una farmacia a otra y que oscila entre $ 2.000 y los $ 5.000”.

Comentá la nota