Las farmacias decidieron no cortar los oncológicos a los afiliados Apross

Desistieron, por ahora, de aplicar un corte total y así seguirán entregando los remedios más críticos. El Colegio de farmacéuticos y las cámaras de farmacias piden que se respete el convenio firmado.
Las farmacias de Río Cuarto decidieron ayer mantener la medida de cortar la entrega de remedios ambulatorios para los afiliados a la Apross pero sin avanzar en la más aguda de las acciones que sería la suspensión en la entrega de medicamentos oncológicos, tiras reactivas e insulinas.

Esta última posibilidad fue analizada y planteada como una alternativa si no había respuestas de parte de los laboratorios al reclamo de bajar la bonificación que los favorece en el costo de los medicamentos. Actualmente los laboratorios reciben una bonificación del 12,5% del valor, lo que equivale al 43% de la utilidad de la farmacia, cuya aspiración era lograr una bonificación del 8% equivalente al 25% del margen de ganancia.

Ayer, el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Río Cuarto, Gustavo Maccio, celebró la decisión de las farmacias de Río Cuarto de no avanzar en el corte de los remedios críticos: “Respiré, porque no me parecía bien cortar los medicamentos oncológicos e insulinas a los pacientes. En el caso de los ambulatorios son más fáciles de sustituir, pero esto otro no. Era avanzar en un camino de difícil retorno”, se sinceró el dirigente.

Justamente el Colegio de Farmacéuticos de Córdoba y las tres cámaras empresarias que nuclean a las farmacias en la provincia publicaron una solicitada el domingo donde recordaron a sus afiliados y socios la necesidad de respetar los convenios firmados y a actuar orgánicamente. Además, destacó que en el último acuerdo firmado el 6 de noviembre se logró una mejora de 2,5 puntos en la bonificación a favor de las farmacias y que en marzo hay un compromiso de rediscutir integralmente el acuerdo con los laboratorios.

El avance del conflicto

El 6 de noviembre el Colegio de Farmacéuticos de Córdoba y las tres cámaras empresarias que nuclean a las farmacias de toda la provincia firmaron un acuerdo por el cual se dispuso una merma en la bonificación que reciben los laboratorios al pasar del 15% al 12,5%.

Semanas antes de que el nuevo convenio se ponga en vigencia -rige desde el 1º de diciembre-, las farmacias de Río Cuarto advirtieron que si ese porcentaje no bajaba al 8% cortarían la atención a los afiliados a la Apross.

Al no haber modificaciones, desde el lunes 1º se interrumpió en casi todas las farmacias de la ciudad la prestación de remedios ambulatorios.

La semana pasada en una reunión de las farmacias locales se analizó la posibilidad de cortar también las insulinas, tiras reactivas y oncológicos. Ayer desistieron de la idea.

Comentá la nota