Farmacias casi sin repelentes

La preocupación colectiva generada por el reciente avance del dengue ha desabastecido prácticamente la ciudad de repelentes. La mayoría de las farmacias de Santa Rosa están agotando sus últimas reservas.
En Santa Rosa se detectaron tres personas que, se sospecha, habrían contraído el dengue durante su estadía en otras provincias. Sin embargo fue motivo suficiente para que los santarroseños agotaran prácticamente todas las reservas de repelentes de las farmacias de la ciudad. Aerosoles, cremas, lociones, espirales y tabletas son los tipos de prevención contra el Aedes aegypti que más se han vendido, los cuales, hasta ahora, han funcionado. Incluso se registró un alza en las ventas de telas de tul, utilizadas para proteger a los bebés y a los enfermos de los mosquitos, y, en menor parte, de mosquiteros.

Este consumo masivo dejó casi vacías las reservas de repelentes e insecticidas de las farmacias y supermercados, y los comerciantes temen quedarse sin artículos. "Nos quedamos sin nada para prevenir el dengue, y las droguerías no nos están mandando nueva mercancía" comentaban preocupados algunos farmacéuticos consultados por LA ARENA. En tanto, aquéllos que todavía tienen guardadas algunas cajas de reserva estiman que si no reciben nuevos productos durante la semana no habrá más repelentes en la ciudad para el próximo domingo.

Sin aumento.

"Si hay algo para rescatar es que no hubo aumento de precios" explicó una farmacéutica de la zona céntrica de la ciudad. "En las provincias donde hubo más infecciones, hubo comerciantes que decidieron sacar provecho de la situación, y subieron entre un 25 y un 50 por ciento el precio de la mayoría de los productos de prevención. Sin embargo en Santa Rosa ese incremento no se dio" indicó la profesional.

En tanto la Coordinación de Epidemiología recomendó a quienes hayan viajado en estas últimas semanas a lugares con riesgo de infección, utilicen, una vez de vuelta en La Pampa, repelente al menos por 12 días. Esta medida es con el fin de impedir ser picados por el mosquito vector e iniciar así la cadena de transmisión.

Comentá la nota