La farmacia del Hospital no se cierra, pero necesita recursos

La secretaria de Salud y Desarrollo Social, Mónica Capellari, y el director del Hospital Pirovano, Eduardo Giordano desmintieron la versión del cierre de la farmacia del nosocomio, aunque admitieron que habrá restricciones en la provisión de medicamentos.
El titular del centro de salud pidió, además, al secretario de Hacienda, Javier Kristensen, una partida para la adquisición de fármacos.

Capellari advirtió que nunca se pensó en cerrar la farmacia, pero anticipó que se reducirá la provisión de remedios de 1400 formas farmacéuticas a 180, aunque aclaró que no se dejará ninguna patología sin cubrir.

Estableció como prioridades la atención farmacológica de los 7500 afiliados al Seguro Municipal de Salud, los pacientes internados y los enfermos psiquiátricos.

La provisión de medicamentos se cubrirá además con el Plan Remediar, cuyos productos se entregan en las salas de atención barriales, y con los programas específicos como el Prodiaba (diabetes).

"Les pedimos además a quienes tengan obra social, que muchas veces ante la falta de cobertura en medicamentos recurren al hospital, que reclamen ante la misma", señaló la funcionaria, quien además anunció recortes en la seguridad y portería del hospital, que quedará reducida únicamente a los fines de semana.

Giordano, por su parte, explicó a los concejales de la Comisión de Salud que el gasto en medicamentos en el Hospital es muy importante, ya que la demanda es constante.

Y les informó que le ha solicitado al secretario de Hacienda la posibilidad de evaluar necesidades presupuestarias urgentes en torno a este tema, con el fin de asignar alguna partida de dinero.

Comentá la nota